Motochorros: una joven  está grave tras sufrir un robo

Nuevamente motochorros volvieron a actuar, esta vez en El Carril. El jueves, una adolescente de 14 años fue asaltada mientras esperaba el colectivo. Alertaron cerca de las 21, ocurrió en la avenida Belgrano y calle San Martín. Luego del arrebato y el intento de recuperar su celular, la joven tuvo que ser trasladada al hospital San Bernardo con traumatismo encéfalocraneano.

Eran cerca de las 20.45 cuando la joven dijo haber sido interceptada por la espalda por uno de los motochorros, según dijo se trataba de un joven delgado, morocho y no muy alto.

En el arrebato, el ladrón le quitó el teléfono celular, un Samsung J7, a la chica y salió corriendo hacia una de las esquinas donde lo esperaba su primo a bordo de una motocicleta marca Zanella 150 cc.

Sin medir las consecuencias, la joven decidió correr al asaltante y logró interceptarlo mientras éste subía al rodado, el otro delincuente aceleró la moto 150 cc arrastrando por varios metros a la adolescente, quien quedó tendida en la cinta asfáltica.

En Salta son varios los casos en lo que mujeres fueron blanco de la acción delictiva de motochorros.

El mismo día de ocurrido el hecho, el jueves pasado, personal policial fue alertado y cuatro días después, el lunes, policías de la comisaría 19 tomaron conocimiento de que un joven menor de edad averiguaba en el colegio Ejército del Norte cómo podía desbloquear un teléfono celular.

A raíz de las diligencias de rigor y la investigación en curso lograron dar con el paradero de uno de los sospechoso, quien fue interceptado y tras una requisa se le secuestró un celular con las mismas características que el robado días antes. El sospechoso dijo en ese momento que se lo había comprado a un hombre por 1.500 pesos.

Se quebró

En medio del procedimiento los policías recibieron la declaración de una señora, quien aportó las características de la moto. El rodado se encontraba en la casa de uno de los sospechosos, se trataría del menor que buscaba asesoramiento para desbloquear el celular.

Al dirigirse a la casa del ladrón, previo autorización judicial, se entrevistaron con la madre quien permitió el ingreso. En el interior del inmueble encontraron la moto utilizada para el arrebato, se entrevistaron con el sospechoso, quien no resistió con sus primeros argumentos y se quebró, reconociendo ser uno de los asaltantes. También dijo haber actuado con su primo. Los menores, de 17 y 16 años, fueron acompañados por sus padres y trasladados al Centro de Menores en Conflicto con la Ley ubicado en esta ciudad.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...