Murió Pato C, leyenda de los DJ’s argentinos

Antes de que existieran DJ’s estelares como Hernán Cattáneo, Romina Cohn, Carlos Alfonsín y Javier Zuker. Antes, incluso, de que aquel recordado momento televisivo de los 90 en el que Pappo le dijo a DJ Deró que se buscara un trabajo honesto, existió un pionero. Su nombre era Jorge Hugo Manushakian. Sus fans lo conocieron por su nombre artístico: Pato C. Fue parte indisoluble de la juventud de dos o tres generaciones de argentinos y acaso el primero capaz de convocar multitudes a una discoteca, desde mediados de la década del 70 hasta avanzados los 80.

Cuando a los DJ’s todavía se los llamaba “Disc Jockeys”, Pato C fue el primero en editar discos “enganchados”: vinilos de un solo tema por lado, mezclas de músicas que reproducían fielmente lo que el artista hacía en las discotecas. Tuvo una legión de imitadores e hizo bailar a generaciones. Ganó fortunas. En Kamote, de Lanús Oeste, metía 3000 personas.

Empezó a los 15 años haciendo bailes de rock and roll y de rockabilly en boliches, clubes de barrio con techo de chapa. Así empezó a trabajar. Pronto se diversificó hacia todo lo que hiciera bailar a la gente. Musica de rock, funky, de salsa, electrónica.

Según sus propios cálculos, llegó a grabar alrededor de 400 discos: hasta tres discos en un mes. En el tema “Paraguayana”, incluido en el disco Miami, el grupo Babasónicos le rinde un pequeño tributo.

Nunca entendió a los DJ ‘s que ponen música con una computadora. “Por lo menos un par de bandejas, que se mezcle un poco , hacer un poco de circo, el movimiento de los dedos… “, pedía.

En una entrevista que circula por YouTube, reveló que su hijo quería ser DJ y él mismo le pidió que no lo hiciera. “Es que el ambiente es muy bravo: un DJ puede llegar muy alto, pero cuando cae se terminó”, contó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...