Inauguraron  servicios pero  sigue el caos en  el hospital

En el lejano oeste salteño, a más de 500 kilómetros desde la capital queda Santa Victoria Oeste, casi un mundo aparte, amalgamado con Bolivia por las raíces collas de las comunidades y también por el límite borroso entre los dos países en esa zona. Santa Victoria Oeste es una administración prácticamente feudal, un biombo que tapa un lado de la realidad y muestra lo que quiere para el otro. Los vecinos y concejales se encargaron de denunciar siempre el lado oscuro de esta comarca, pero nunca fueron escuchados. Todos los reclamos verbales y cada letra denunciante escrita quedaron en la anécdota risueña de los impíos de turno. Y el clamor continúa su derrotero, a la espera de una reacción que trascienda la histórica y dolorosa indife rencia.

Por eso hace unos días se hizo la gran reunión Qollamarka que reúne a representantes de las 23 comunidades aborígenes del departamento. Tenían que plantear sus problemáticas, que son muchas, para luego girar notas de reclamo y de pedido a las autoridades correspondientes. Sobresalió en este encuentro el tema de la atención sanitaria en el hospital Juan Carlos Dávalos de Santa Victoria Oeste. Las quejas y denuncias fueron contundentes. Faustino Peloc, coordinador de la Unión de Comunidades Aborígenes Victoreñas (UCAV) desandó los 500 kilómetros desde Santa Victoria para llegar a Salta con las notas para presentar al Gobierno provincial y para contar en persona por qué casi nunca tienen señal los celulares allá, los problemas que padecen. "En la reunión de Qollamarka hubo unas 90 personas y uno de los temas centrales fue el de salud en Santa Victoria Oeste, por lo que trajimos notas para presentar al Ministerio de Salud, por los malos tratos que propina la gerente Sandra Martínez, que es boliviana. Una señora planteó que fue al hospital con trabajo de parto, se olvidó el carné de control porque salió apurada y la doctora le dijo que por eso no la iba a atender y se fue. Al ver esto, un enfermero que estaba internado en el hospital se sacó el suero y se puso a atenderla a la señora, que dio a luz a los pocos minutos. La señora es de Acoyte, una hora y media a pie desde el hospital. Es muy inhumano el trato y como este hay un montón de casos".

Peloc agregó: "Salud Pública conoce muy bien esta problemática, pero mira a otro lado. Desde 2008 venimos presentando notas con número de expediente y todos los sellos, pero el intendente actual Lino Flores, que antes era senador, siempre dijo que era excelente la médica Martínez, y ahí se acaban todos los reclamos de la gente. En el Gobierno dicen que nunca presentamos nada, así que le dejamos el número de expediente de esta última nota presentada: N´ 161.918".

Justamente esta semana se inauguraron en el hospital de Santa Victoria Oeste nuevos servicios y equipamiento, con una inversión de 14 millones de pesos. Los nuevos servicios serían: rayos X, odontología, consultorios generalistas, sector de atención primaria con depósito, morgue, sala de partos y prepartos, neonatología, sala de atención al neonato, albergue y cocina comedor; sector de recreación para pacientes, estacionamiento y sanitarios públicos.

Al respecto, Cristina Quiroga, nacida en Mecoyita, hermana de un agricultor fallecido en el hospital Dávalos hace un mes, dijo enfurecida: "Todo es una burla, porque la gente no tiene derecho a nada ahí. Lo digo porque sufrí muy de cerca el maltrato a mi hermano, con cáncer de huesos, y a mis sobrinos, que lo iban a cuidar. Lo sé por mis vecinos y parientes, que nunca encuentran ayuda en ese hospital".

Agregó: "Todo el pueblo esperaba que llegara el gobernador Urtubey para hacerle los reclamos, pero mandó a funcionarios que miran para otro lado. El referente comunitario y varios vecinos fueron con pancartas pero la Brigada no los dejó pasar y así todo quedó en el silencio de siempre".

Sobre lo que querían decirle al gobernador, Quiroga dijo: "Las necesidades prioritarias del abra de Mecoyita son el puente de Pucará, luz eléctrica, puente internacional, puesto de Gendarmería, puesto de Policía, ensanchamiento del camino, puestos de trabajo, legalización de las tierras, cambio del equipo médico del hospital de Santa Victoria Oeste, reparto equitativo de benenefios que llegan al municipio, y controles en los puestos de Salud".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...