“En Salta hace falta un debate más profundo, y siento que acá voy a terminar un proceso”

El ex DT de Juventud Antoniana y Central Norte, Gustavo Iván Coleoni, hoy al frente del plantel de Central Córdoba de Santiago del Estero que consiguió el ascenso a la B Nacional recientemente, se encuentra en Salta de pretemporada.
Coleoni habló con El Tribuno con respecto a su presente en el club santiagueño y opinó de la actualidad del fútbol salteño.

¿A qué se debe este logro con Central Córdoba?
Este es un juego y el azar también juega. Digo que éramos el mejor equipo, el que más goles hizo, pero a veces el azar me dejó afuera. Esta vez porque también había un buen equipo y el azar también ayudó. Las que antes pegaban en el palo o no entraban, esta vez se dieron positivamente y pude ascender. Creo que en toda esta carrera que he tenido he llegado siempre a las finales. Utilicé los errores como herramientas de aprendizaje. Traté de ser más completo en función de los años que pasaron. Pero mi esencia es la misma. Se trata de estar encima y en todos los detalles. Pero a veces la maduración también te lleva a que se concreten las cosas.

¿Te faltó maduración cuando viniste a Salta y no se pudieron conseguir ascensos?
A lo mejor. Es una cuestión lógica en la vida y en el fútbol uno va aprendiendo y vas tratando, como ya dije, de usar los errores como herramientas de aprendizaje. No me apoyo en la suerte, pero esto es un juego y por ahí el azar a veces no nos jugó a favor y esta vez sí.

¿Y qué otros factores en contra influyeron cuando dirigiste a Juventud?
A mi entender aquel equipo era el adelantado de la época. Llenaba los estadios, convocaba a la gente. Que teníamos dos laterales (Peirone y Gorostegui); con el Canario (Marcos Navarro) y Rinaudo, dos volantes rápidos; los teníamos a Ermini y el Betito Acosta, en su plenitud; estaban los “Charlies”, Medina y Rodríguez. Entonces era un equipo bien dinámico y bien rápido. Había un equipo para ascender, pero tuvimos esa desgracia frente a Crucero que nos robaron. Nos faltó el toque final. Y todo es un proceso de aprendizaje. A los videos, a la dinámica de grupo que hago, a estar cerca de la superación. Desde que empecé a trabajar en Racing de Córdoba, desde el 2006 hasta el día de la fecha no estuve tres meses sin trabajo. Siempre tuve clubes y la posibilidad de trabajar. Estuve siempre tratando de actualizarme.

A pesar de que estás con trabajo, ¿sentís la ganas de volver a Salta?
Siento que en Salta voy a terminar un proceso. Por ejemplo, en Juventud me faltan 14 partidos para cumplir 100. Es como que lo tengo algo en la cabeza siempre. Con la gente de Gimnasia y Tiro tengo una excelente relación y voy comer con ellos cuando estoy acá. Sé que Salta es mi segunda casa, por la amistad y el cariño que tengo con la gente.

¿Qué pasó con Central Norte?
Y con Central Norte, con lo que nos pasó, armé un buen equipo. Fallé yo en el armado del grupo. Pero creí que estaba para cosas importantes. Esto es fútbol y un mal resultado te trae otro y otro. Fue injusto el descenso por la forma de disputa del torneo, había equipos que estaban con mucho menos puntos. Pero fue un experiencia que seguramente he tomado para poder crecer. Los entrenadores somos así, como dice Bielsa. Tenemos un porcentaje muy bajo de efectividad, de logros importantes. Más que todo somos los que entrenamos. Los que luchamos, ganamos, perdemos o empatamos. Y si a veces no salen bien las cosas es porque el campeón es uno solo.

Desde afuera notás que la gente esta caída y descreída con el fútbol de Salta.
Siento eso. Me da mucha tristeza y porque los veo. Veo a Santiago del Estero con los dos equipos en la B Nacional. Pero Santiago del Estero, hoy por hoy, tiene una muy buena posición en la AFA y eso ayuda. Tiene un vicepresidente, entre los dirigentes en la AFA, el señor Raed. Y Pablo Toviggino, un pilar de Chiqui Tapia; entonces estas cuestiones los clubes de esta provincia las supieron aprovechar. Están iniciando la construcción del estadio único. Pero Salta tiene todo, tiene los estadios, tienen la historia, tiene los clubes y le está faltando que el debate por el fútbol sea más profundo. 

¿Cual sería el trabajo acertado?
La capacitación de los dirigentes. La capacitación de los entrenadores. Y una especial atención con las divisiones inferiores, algo que no lo veo. Todo se pinta de arriba para abajo. A los pibes de las divisiones inferiores alguien los tiene que capacitar. Yo creo que hay que capacitarse a nivel dirigencial. El problema de Salta para mí es económico y dirigencial. Cuando no hay aporte, la apuesta es difícil.

Pero el dirigente que estuvo en algún club, termina su gestión, se va y no quiere volver más.
Yo soy un agradecido de personas como Rubén González y Fernando González, de Guillermo Dagum, porque cuando vine por primera vez dirigí un partido y después me fui; luego ellos apostaron para que vuelva y ahí empiezo con una carrera importante en mi profesión. Gracias a la pasión y al amor que tengo por el fútbol, y por mi capacidad. Y también por la gente que me dio una nueva oportunidad y que fueron de la comisión que en ese momento se encontraba al frente de Juventud Antoniana. Y no estoy en contra de nadie; seguramente Muratore lo que hizo lo hizo con la mejor intención porque sé que es hincha.

¿Hablaste alguna vez con Muratore?
Hablé varias, incluso cuando vinimos a jugar amistosos. Y lo encontré en el casamiento de la Chancha Zárate. Estuvimos con él ahí. Es un tipo hincha y solo con ser hincha no alcanza. Juventud es un equipo grande y hay que tener la capacidad de saber delegar y hacer crecer al club, cosa que no ha pasado.

¿Considerás que en Salta hay que seguir apostando y creyendo? 
Quisiera que la gente crea, que la gente llene las canchas. Pero a la gente hay que seducirla. Hay que llamarla desde distinta manera. Con un equipo o con una acción social. Se está en un momento difícil que no está bueno desde mi lugar hablar tanto porque estoy en otro lado, y quizá hay que estar empapado de todo para saber. Hablo desde afuera y digo que es una lástima que teniendo todo, teniendo el turismo, los hoteles, las canchas, lo clubes y toda la historia no podamos, y lo digo porque me siento parte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...