Se enfría la adjudicación de licencias a los propietarios de remiseras

Con la mayor formalidad posible, todo se encamina a que termine cajoneada la polémica iniciativa de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) de otorgar 200 licencias de remises a los dueños de las agencias que prestan ese servicio en la capital salteña.

El titular de la AMT, Federico Hanne, dio a conocer que se conformará un "comité evaluador" para decidir si se continúa con la licitación que lanzó para adjudicar los permisos.

La resolución de ese comité parece cantada ya que estará conformado por la Comisión Bicameral de Transporte, que rechazó desde un primer momento la entrega de licencias, y por un representante de la Municipalidad, donde tampoco ven con buenos ojos la medida.

"No se va a otorgar ni se ha determinado la entrega de ninguna licencia. La AMT, como órgano de administración, lo único que va a hacer de manera pública es determinar si es que existe oportunidad y conveniencia o no de completar ese cupo de licencias, que es el que había determinado el municipio", dijo Hanne ayer luego de una reunión que mantuvo con dirigentes taxistas en la que se decidió un incremento en las tarifas de ese transporte y de los remises.

A la vez, contestó a las críticas que recibió por la licitación. El proceso se inició el 13 de julio y hasta el viernes pasado los agencieros tenían tiempo de presentar sus postulaciones a la convocatoria.

"Hubo una intencionalidad de plantear la cosa desde otro lugar y es todo lo contrario. La AMT tiene toda una trayectoria en términos de poner orden en una situación que venía con mucha mala imagen en el otorgamiento de licencias", aseguró Hanne.

Los primeros cuestionamientos, y los que se refiere el funcionario provincial, surgieron por parte del concejal Ernesto Alvarado, quien también es dirigente sindical de un grupo de taxistas. El edil sostuvo que se quiere utilizar al sistema de transporte "para hacer política y beneficiar a empresarios".

Fue el impulsor, además, de un proyecto que fue aprobado de manera mayoritaria en el Concejo para rechazar la entrega de licencias a los dueños de remiseras.

A ese repudio se sumaron proyectos similares sancionados en las cámaras de Diputados y Senadores. Hubo, también, una manifestación de remiseros autoconvocados y hasta el gobernador Juan Manuel Urtubey dudó del proceso y ordenó a la Jefatura de Gabinete que analice la medida de la AMT.

Reunión bicameral

A todo esto, en la tarde de ayer se concretó una reunión entre Hanne y los miembros de la Comisión Bicameral. En la oportunidad, los legisladores volvieron a plantearle al funcionario la incongruencia que observan en la intención de otorgar licencias a los agencieros y no a los choferes profesionales, quienes tienen que dejar gran parte de sus recaudaciones para alquilar una licencia a los propietarios de remiseras y, así, poder trabajar.

El director de la Autoridad Metropolitana de Transporte también comunicó la decisión de conformar el comité evaluador, que más bien sería la salida elegante que se encontró para poner fin a la polémica generada en la licitación de 200 licencias de remises.

Tarifas más caras en el transporte 

Los dos servicios que dependen del control de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) tendrán aumentos tarifarios en esta semana. Mañana subirá 50 centavos el precio del boleto de los colectivos de Saeta y el jueves se incrementará un 15% los valores de taxis y remises.
Dirigentes de sindicatos de taxistas se reunieron ayer con el presidente de la AMT, Federico Hanne, y acordaron la suba en el transporte impropio.
Se convino que la bajada de bandera para los taxis en horario diurno, hasta las 22, pasará de $20,39 a $23,30 y la ficha, que se activa cada 100 metros recorridos, de $1,47 a $1,69. La tarifa nocturna, en tanto, cambiará de $21,55 a $24,50, y la ficha de $1,58 a $1,81.
Para los remises, que por normativa municipal tienen que tener un precio más caro que los taxis, los valores serán de $25,46, la bajada de bandera diurna y $26,80, la nocturna. La ficha diurna se irá a $1,77 y a $1,90 en el otro horario.
Si bien los taxistas fueron los que impulsaron el aumento, en la reunión de ayer plantearon que la mejor manera de ayudarlos es que se apliquen controles sobre el transporte ilegal. 

Colectivo

El boleto de Saeta costará a partir de mañana $10,95 para las líneas de los circuitos capitalinos, mientras que en otros destinos del área metropolitana el precio también aumentará 50 centavos.
Los incrementos tarifarios se aplican de manera gradual desde enero y concluirán, según lo programado, el primer día de 2019, con un valor de $12,95 en el boleto urbano.
 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...