Luego de la ley Justina, los salteños  averiguan cómo no ser donantes

Si bien los números cambian todos los días, se estima que en la provincia de Salta unas 600 personas están en lista de espera para un trasplante. A nivel nacional este número asciende a 11 mil. Con la aprobación de la ley Justina, se espera que estos números bajen. Sin embargo, desde el Cucai Salta destacaron que en la jornada de ayer los salteños se acercaron a sus oficinas y a los hospitales para dejar constancia por escrito de que no serán donantes de órganos.

Los diputados nacionales sancionaron el miércoles a la noche una ley de trasplante que se denominó con el nombre de una nena de 12 años que murió esperando un corazón: Justina Lo Cane.

Octavio Guanca, representante del Cucai Salta, destacó que no se trata de un nuevo marco legal sino que se modificaron algunos artículos del anterior. "Lo expresado en la ley Justina ya estaba expresado en la ley de donante presunto", señaló Guanca, a lo que agregó que es la misma norma con algunos puntos que no estaban previstos.

Destacó que ahora la ley permite la donación renal cruzada y que habilita la donación por parte de un menor de 18 años con la autorización de uno solo de los padres y no de los dos, como es hasta el momento.

El profesional recordó que recién en 90 días estará la reglamentada la norma, por lo que los trámites para registrarse como no donantes deberán esperar.

Frente a la difusión mediática que tiene la ley Justina, Guanca expresó: "Pareciera que ahora se fuera a poder sacar los órganos en forma indiscriminada, cuando no es así. Se seguirá trabajando de la misma manera".

Consultado sobre cómo se debería bajar el número de personas en lista de espera para un trasplante, el médico destacó que hay que trabajar con claridad e informar en las escuelas, hospitales y medios de comunicación para lograr un cambio de conductas.

Vanesa Delgado, encargada del área promoción y difusión sobre médula ósea del Cucai Salta, recalcó que ayer hubo salteños que se acercaron a las oficinas del Cucai para expresar su decisión de no donar sus órganos.

"Es aterrador ver que la gente se preocupó más por hacer llegar su negativa que en sumarse a la donación de médula", manifestó Delgado.

Por otro lado, destacó que el registro de donantes de médula ósea tiene 8 mil salteños inscriptos, luego de cientos de campañas de promoción.

Con respeto al interés de los salteños en registrarse como no donantes, Matías Assenato, titular del Registro Civil de Salta destacó que el artículo 32 de la actual ley, establece que los canales habilitados para expresar esta decisión son las oficinas del Incucai, el Registro Nacional de las Personas, el Registro de Estado Civil y Capacidad de las Personas y los organismos de sanitarios.

En diálogo con El Tribuno, Assenato destacó que el punto central de esta situación es cómo se va a identificar a una persona que resolvió no ser donante. "Hay que ver sin estará registrado en el DNI y qué pasará si manifestó su voluntad ante el Incucai o el registro de conducir o si fue a una autoridad sanitaria. Hay que ver dónde quedará asentado esto, pero claramente el Registro Civil será una de las bocas que recibirá la decisión expresa de no ser donante", explicó.

El funcionario destacó que la decisión más práctica es entender a los registros civiles como operadores del sistema identificatorio, con la ventaja que es un sistema centralizado con el cual ya se trabaja. Y sería en el DNI el documento donde debería figurar cuando no se es donante.

Los cambios

La reforma invierte el proceso por el cual las personas pasan a integrar el registro de donantes. Al crearse la figura del "donante presunto", ya no se requiere dejar voluntad expresa por la afirmativa sino que se "garantiza la posibilidad de realizar la ablación de órganos y/o tejidos sobre toda persona capaz mayor de 18 años, que no haya dejado constancia expresa de su oposición a que después de su muerte se realice la extracción de sus órganos o tejidos".

En el caso de los menores de edad, "se posibilita la obtención de autorización para la ablación por ambos progenitores o por aquel que se encuentre presente".

La normativa, cuyo autor es el senador Juan Carlos Marino (UCR), incorpora además la definición de los derechos de los donantes y receptores de órganos.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...