"Lo de la  policía fue un desastre"

El docente Alejandro Montes se quejó amargamente de las falencias del sistema de salud en la zona y de la desidia de la Policía que llegó a Campo Largo 12 horas después del hecho. "En el puesto de salud no tenían ni alcohol y lo único que le hicieron a la directora fue lavarle la cabeza con agua para limpiarle la sangre", contó. Dijo que la ambulancia de Acambuco llegó tres horas después únicamente con el chofer. "Le pregunté por la policía y me dijo que el destacamento estaba cerrado", señaló Montes. Según el docente, "lo peor de todo fue que la ambulancia era un desastre y tuvimos que trasladar a la directora en la camioneta del enfermero", dijo. Y agregó: "Cuando llegamos a Acambuco, fuimos a la policía para llevarla en el patrullero, pero allí no había nadie". Ante la emergencia tuvieron que recurrir a la destartalada ambulancia. "Estaba atada con alambre, en el camino se le salieron los tornillos de las ruedas y a Aguaray llegamos a paso de tortuga", describió.

Lo quisieron linchar

Montes señaló que al drama que se vivió con la docente, se sumó otro hecho inesperado. "Ocurrió que luego de que los militares bolivianos detuvieron al asaltante resolvieron trasladarlo a Campo Largo pensando que la policía ya había llegado, pero esto no ocurrió". Explicó que cuando la gente vio a Gareca lo quiso linchar. "Les tuve que pedir por favor a los militares que se lo llevaran porque de lo contrario iba a ocurrir una desgracia mayor", señaló.

Frente a lo expuesto Montes fue categórico en sus expresiones: "Lo de la policía fue un desastre", sentenció.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...