General Güemes
Malvivientes sustrajeron equipos del centro de salud de 1 de Mayo
Los vecinos aseguran que se trata de adictos que roban para poder conseguir drogas y llegan a vender el producto de sus fechorías a la cercana localidad jujeña de Pampa Blanca.

 El centro de salud ubicado en barrio 1º de Mayo sufrió, en la madrugada del pasado jueves 9, el robo de elementos indispensables para la atención de las personas que a diario se acercan por la consulta de alguna dolencia.
A pesar de todo el enrejado con que cuenta el inmueble, los ladrones ingresaron por la única puerta que no tiene rejas, escalando el tapiado perimetral y rompiendo la parte inferior de la puerta para poder perpetrar el robo.
“Me da mucha bronca y también pena por todo lo que perdimos, elementos como tensiómetros digitales, balanza de pié, calentadores, medicamentos, nebulizadores, estetoscopio, estufas y material bibliográfico. Quedamos sin la posibilidad de brindar la primera atención para quienes buscan una respuesta a sus problemas de salud”, expresó la doctora Daniela Burgos.
Algunos de los elementos robados, como los tensiómetros, fueron obtenidos en base a un trabajo de investigación que se llevó a cabo con asesoramiento de gente de Buenos Aires. “Los tensiómetros son parte de un premio que obtuvimos, pero en base a mucho trabajo realizado. No son un simple regalo; cada elemento con que cuenta la salita se logró en base a muchas gestiones. Y nos dejaron sin la posibilidad de poder atender a tantas personas que se trasladan a diario desde barrios vecinos para tomarse la presión o nebulizarse”, agregó la profesional.
La venta de estos elementos sustraídos no es sencilla, porque son fáciles de identificar.
Por eso se solicitó la colaboración de la comunidad, no comprando y denunciando a las personas que se los ofrezcan en venta.
“Lamentablemente tenemos que decir que si hay robos es porque hay personas que compran productos robados. Les pido a los papás que se enteren que sus hijos llevaron a sus casas algunos de los objetos robados, que les pidan que los devuelvan. De mi parte no habrá una denuncia si hay arrepentimiento, porque ya la policía cuenta con algunas pistas sobre quienes podrían ser los autores del hecho”, manifestó. 
La droga es el principal motivo de la existencia de tantos robos a la propiedad privada.
De acuerdo a los testimonios de vecinos del barrio 1º de Mayo, se pueden ver grupos de jóvenes y hasta niños consumir drogas en sectores públicos.
En varias oportunidades observaron que se encontraban subidos a los techos de chapas de la salita y cuando les llamaron la atención con un grito, se bajaron para escapar en distintas direcciones. Las consecuencias de estos intentos de robos se pueden corroboran por el hundimientos de las chapas, algunas de las cuales están bastantes separadas de la pared.
“El daño que ocasionan no me lo hacen a mí, sino a toda la comunidad cercana al barrio, ahora debemos invertir en arreglar la puerta y enrejarla como a la puerta exterior y las ventanas, pero nunca vamos a estar seguros del todo”, finalizó la doctora. 
Muchos de los productos obtenidos en base al robo, son comercializados en la vecina localidad jujeña de Pampa Blanca, lugar de donde proviene la mayor cantidad de la droga que se consume en Güemes.
Dos semanas atrás una computadora que había sido sustraída de las oficinas del Concejo Deliberante del El Bordo, fue recuperada en Pampa Blanca, luego de que personal de la Brigada de Investigaciones detuviera a los autores del hecho tras examinar las cámaras de seguridad con que cuenta la comuna. La computadora había sido canjeada por droga que consumían los autores del robo, tres jóvenes.