Nuevas tecnologías para asistir a los discapacitados

Gracias a una iniciativa impulsada de manera conjunta entre el Ministerio de la Primera Infancia y la Fundación Asistiva, decenas de familias originarias recibieron elementos ortopédicos diseñados a medida de cada caso y preparados para adaptarse a la fisonomía del terreno y la realidad del contexto.

La alianza entre la fundación y el Gobierno de Salta se forjó hace más de un año y desde entonces operadores del Ministerio trabajan para identificar los casos, gestionar los elementos ortopédicos y asistir a cada familia. Según explicó la coordinadora territorial de Primera Infancia en RBS, Mariel Santillán, "la identificación se realiza a través de los Centros de Primera Infancia, el programa de acompañamiento familiar o derivado por las instituciones de la zona".

La experiencia en el territorio ha evidenciado que la implementación de las nuevas tecnologías en las comunidades originarias ha transformado la vida de los niños, sus familias y comunidades. "En la zona es habitual que los niños con discapacidad permanezcan en sus hogares, por diversas razones muchas veces las madres deciden no sacarlos. Por eso, se trabaja esencialmente para que el niño recupere movilidad, sociabilice y comparta con otros chicos", informó Santillán.

La coordinadora explica que "generalmente las familias no tienen los medios para movilizar a los chicos, por eso es habitual que permanezca todo el tiempo en su casa sin establecer contacto con sus pares. Por eso la entrega de estos elementos termina impactando en el desarrollo emocional de toda la comunidad".

"Los especialistas de la Fundación además nos envían un informe de la patología del niño para proponer un bordaje y brindan asesoramiento virtual permanente a los equipos en el territorio", añadió.

Además, cada familia recibe capacitación y es monitoreada por los equipos de los Centros de Primera Infancia, los agentes sanitarios y profesionales de la salud de RBS. "Cada uno de los elementos que se entregan están pensados para cumplir con las necesidades de cada caso y adaptarse a la realidad de cada contexto. Las sillas posturales, por ejemplo, son diseñadas pensadas en la tipología de los caminos y las distancias que deben recorrer habitualmente", señaló.

En paralelo a estas acciones, en el territorio se establecieron nuevas redes institucionales de contención para monitorear la evolución de los niños. "APS visita periódicamente al chico, el hospital realiza controles periódicos, y el municipio gestiona junto a Anses pensiones o ayudas económicas en caso que sea necesario", explicó la coordinadora.

El monitoreo de cada caso está a cargo del CPI. Los operadores de Primera Infancia visitan a la familia para capacitar a los padres y realizar el mantenimiento de los aparatos ortopédicos. "Lo más importante es constatar que la silla se esté utilizando correctamente. Son elementos muy caros, por eso la fundación confía en nosotros su mantenimiento. Durante las visitas intentamos transmitir los usos correctos", dijo la responsable.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...