Cristina trató de zafar negando  los cargos y apuntó a Macri

Repitió la fórmula: en silencio, con una declaración escrita y yendo temprano a los tribunales. Así se presentó ayer la expresidenta Cristina Kirchner en el Juzgado de Claudio Bonadio, donde pidió la nulidad de la causa que sigue el magistrado por los cuadernos con detalles de las presuntas coimas en obras públicas, negó los cargos en su contra, denunció ser víctima de una “persecución política” y hasta reclamó que sea citado como testigo el primer mandatario, Mauricio Macri.
En los Tribunales de Comodoro Py dejó tres escritos que presentó en la audiencia a la que había sido convocada para prestar declaración indagatoria por este escándalo político y en la que finalmente no estuvo el juez Bonadio, con quien está duramente enfrentada.
En uno de los escritos, la senadora cuestionó que Bonadio -a quien calificó de “juez enemigo”- y el fiscal federal Carlos Stornelli estén al frente de la investigación y señaló que las actuaciones deben ser remitidas al juez federal Julián Ercolini, quien sigue la causa Los Sauces.
En ese expediente, Cristina está imputada también como jefa de una asociación ilícita junto a sus hijos Máximo y Florencia y se sostiene además en la sospecha de irregularidades en la concesión de la obra pública y el pago de “retornos”.
En un segundo escrito pidió la nulidad de la causa: “A partir de la asunción de Mauricio Macri como presidente he sido sometida a una múltiple persecución judicial, solo comparable a aquella que se llevó a cabo en tiempos en que se encontraba suspendida la vigencia de la Constitución Nacional”.
Según sostuvo la exmandataria, existe en este caso connivencia entre Macri; el titular de Boca Juniors, Daniel Angelici; el fiscal Stornelli y el empresario Ángelo Calcaterra, primo del Presidente e imputado en el caso. “Según fuentes periodísticas no desmentidas, el acuerdo para definir la situación de Calcaterra se habría gestado durante ese fin de semana. Concretamente, en distintos medios se publicó que Ángelo Calcaterra habría mantenido reuniones con Daniel Angelici, así como también con el fiscal Stornelli. Este último encuentro se habría llevado a cabo en la residencia de Olivos con la presencia del propio Presidente de la Nación, llegándose a conocer algunos de los diálogos que habrían tenido lugar en dicha reunión”, señaló.

Recusación

En un tercer escrito, recusó a Bonadio y al fiscal Stornelli: fueron “elegidos a dedo el juez y el fiscal, éstos decidieron armar una nueva causa y autocolocarse como competentes para manejarla y sacarla a la luz, como parece ser una costumbre en el fuero federal, cuando las circunstancias políticas resultaran apropiadas”.
“En este sentido, la caída abrupta de la imagen del gobierno de turno, el agravamiento de los problemas económicos y las denuncias de corrupción en contra de las máximas autoridades de la alianza gobernante, en particular, la de una de sus figuras emblemáticas por haber recibido financiación para las campañas electorales de los años 2015 y 2017 a través de centenares de personas que negaron haber realizado dichos aportes se constituyó en la oportunidad perfecta”, evaluó.
Tras denunciar “graves arbitrariedades” por parte de Bonadio en su contra en otras causas, apuntó contra la investigación que ahora sigue el magistrado. La senadora agregó que, desde que asumió Macri, se dictaron en su contra “cinco procesamientos”: “Increíblemente, fui imputada y procesada en tres causas distintas por haber sido la jefa de la misma presunta asociación ilícita que, según se afirma en todos los casos, se habría montado para obtener dinero ilegítimo por parte de empresarios”.
 

¿Trabajos de inteligencia?

Con esto, la estrategia piensa apuntar a la nulidad de todo lo actuado a partir de la doctrina del "fruto del árbol venenoso", ante la ausencia de los cuadernos originales y a la escasa credibilidad del exchofer de Planificación, Oscar Centeno, juzgado por la Justicia militar y luego declarado inimputable por los hechos por los que fue exonerado por la Cámara de San Martín. En el kirchnerismo mantienen la hipótesis -con dosis de verosimilitud- de que por detrás de la revelación de los recorridos en auto para hacerse de bolsos con dólares han actuado sectores de inteligencia, del pasado y del presente. Más allá de eso, la dinámica de la causa ha superado cualquier expectativa, tras el frenético viernes donde empresarios sacaron número para arrepentirse y se dispusieron nuevas detenciones que llegaron a resucitar el archivado affaire por la valija con u$s800.000 que trajo el venezolano Guido Alejandro Antonini Wilson. Claudio Uberti, el exencargado del órgano de control de Concesiones Viales que oficiaba como un embajador informal con ese país, continuaba prófugo al cierre de esta edición. 

Los empresarios

Los empresarios que no firmaron un acuerdo seguirán su defensa ante la Cámara Federal con el tándem Leopoldo Bruglia y Martín Irurzun. Hoy tratarán los recursos de apelación a la decisión de no apartarse que adoptó el propio magistrado. Bonadio no solo tiene el contenido de los cuadernos y los videos que Centeno filmó y relató con su propia voz. El juzgado cuenta con otro material audiovisual que ha hecho recomendar a los abogados de los principales empresarios de la Argentina acogerse al régimen del imputado colaborador. Videos mucho más explícitos que los difundidos hasta el momento. La sombra de la exSIDE adquiere mucho más vigor con estos elementos que son hilvanados por el cuaderno y ratificados por las inmediatas confesiones de los hombres de negocios que habrían participado del financiamiento del kirchnerismo. La indagatoria de Carlos Wagner arrojó múltiples vectores sobre los que se apoyará la pesquisa, sin descartar nuevas detenciones. Inaugura un nuevo eslabón que deja en offside a las constructoras que solo admitieron pagos (vía extorsión) para la campaña electoral. Desnudó una mecánica destinada a direccionar todas las licitaciones. Pero existe un problema: ¿Qué ocurrió con las obras que fueron entregadas por las provincias a esas mismas empresas por fuera del Ministerio de Planificación? La respuesta al interrogante comienza a inquietar a los gobernadores. 

Bonadio 

Bonadio tendrá que resolver si levanta el secreto, vigente por 10 días o si lo renueva. La mayor queja de quienes no aceptaron firmar un acuerdo es que no conocen las constancias de la causa ni los elementos de prueba. José María Olazagasti deberá ser hoy indagado. Ya lo había sido y se fue a pie de los tribunales, aunque el viernes volvieron a ordenar su detención. Se presentó el sábado a primera hora en Comodoro Py. No había nadie. Debió ir a entregarse a la sede de la Policía Montada en Cavia y Figueroa Alcorta. 
La Casa Rosada todavía no llega a calibrar el impacto real que tendrá la mancha de aceite del expediente ante la multiplicidad de aristas que se abrieron no solo en lo judicial, sino en lo económico. El anuncio oficial de que no habría consecuencias para las obras adjudicadas a las empresas que reconocieron participación en sobornos al kirchnerismo le bajó el precio al émulo de Lava Jato criollo. Que haya constantes filtraciones a la prensa sobre los avances, declaraciones, arrepentidos y movimientos de las defensas de los detenidos para acogerse a acuerdos de último minuto señalan que el "secreto de sumario" es testimonial y sigue los preceptos del juez brasileño Sergio Moro que sugirió que para garantizar el éxito de una megacausa de estas características se debe mantener a la opinión pública con dosis homeopáticas de impacto noticioso. Eso volverá a ocurrir esta semana.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...