Inauguraron un centro  preventivo de adicciones

El Centro Sumaq Kawsay, que viene trabajando desde hace cuatro años con jóvenes afectados por el consumo de drogas, inauguró las refacciones de sus oficinas en el hospital Joaquín Castellanos, sumando nuevos servicios para las personas afectadas, al igual que para sus familiares, alcanzando una nueva jerarquía al transformarse en un Centro Preventivo y Asistencial de Adicciones.
Cuando el proyecto presentado por Fernando Capetta tuvo la aceptación deseada, comenzó a trabajar como un Centro de Orientación y Escucha, es decir las oficinas eran para el asesoramiento pero no para un tratamiento profesional de los jóvenes o familiares de jóvenes que se encontraban afectados por el consumo de estupefacientes.
Desde ese acotado espacio Capetta trabajó junto a un grupo de colaboradores en dos frentes principales, por el lado preventivo llegando con toda la información posible sobre el consumo de drogas y sus consecuencias; por otro, el de la orientación hacia los familiares o el propio afectado de cómo enfrentar esta enfermedad.
“Lo hicimos desde la propia experiencia, yo luché mucho contra mi adicción y pude salir, ahora sentí que debía ayudar a los demás”, manifestó. De a poco se fueron sumando nuevos profesionales con quienes fue posible armar un gabinete, “las personas venían algunas horas a la semana, se trabajaba con ellos pero regresaban a sus casas, si no no encontraban el apoyo o contención entre sus familiares, entonces todo nuestro trabajo era en vano, por esa razón el apoyo de sus afectos más cercanos siempre fue muy importante”.
Debido a la gran importancia del trabajo que estaban realizando lograron transformarse en un Centro Preventivo y Asistencial, es decir que a partir de ahora podrán brindar al enfermo una asistencia, además de trabajar en lo preventivo como lo venían haciendo. Esta recategorización trajo otros beneficios como una importante inversión en la ampliación de los lugares de atención, con mayores comodidades para la asistencia y la contención, cubriendo aquel espacio vacío donde la familia está ausente. 
“Este Centro, que es un proyecto que lo trabajamos por muchos años, tiene como principal objetivo el de encarar una de las problemáticas más complejas y más difíciles de la sociedad, por eso consideramos fundamental la articulación de acciones entre el municipio, la Provincia y el hospital, para que se pueda avanzar brindando respuestas a la gente”, dijo.
“Ahora somos un centro de referencia para la zona sur de la provincia, recibiendo pacientes de otras localidades como Metán y J.V. González”, expresó Capetta durante el acto de inauguración del Centro que tuvo lugar en el hospital Castellanos con la presencia del ministro Roque Mascarello, la intendenta Alejandra Fernández y el coordinador de Adicciones de la Provincia, Lic. Martín Teruel.

 Un trabajo fecundo

“Estamos aquí para formalizar y celebrar un trabajo de años y que involucra a muchas personas con compromiso hacia una problemática social compleja, donde debemos estar en constante capacitación para dar respuestas. Destaco al equipo del centro por sus ganas de hacer y de aprender, valores indispensables para dar batalla a una problemática muy dinámica que nos plantea en forma constante nuevos desafíos. Debemos estar muy capacitados para brindar a los que sufren nuevas alternativas para superar sus conflictos”, expresó el coordinador de Adicciones de la Provincia, Martín Teruel.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...