Bomberos sin recursos: apagan el fuego con botellas descartables

Los bomberos voluntarios de El Galpón juntan agua en tachos, botellas descartables y baldes para acudir a sofocar incendios, principalmente de pastizales, muy riesgosos, que se están produciendo en estos días a la vera de la ruta nacional 16, que bordea el pueblo.

El cuartel fue creado en 2015, se denomina 17 de Octubre, fecha que recuerda el fuerte temblor que destruyó gran parte del pueblo ubicado en el departamento de Metán.

Tienen un edificio propio, en el que funcionaba una escuela especial, pero no cuentan con autobomba, con elementos ni con medios de movilidad. También poseen la personería jurídica número 336, pero todavía no reciben subsidios nacionales ni provinciales.

Actualmente hay 12 bomberos activos y cuatro aspirantes. Se trata de jóvenes de entre 18 y 34 años, que tienen mucho entusiasmo y vocación de servicio para trabajar en bien de la comunidad. Además, cuentan con bomberos infantiles, de 6 a 13 años, que son instruidos para que sean el futuro de la institución.

"No contamos con una autobomba, solamente tenemos una mochila de agua porque otra que poseíamos se rompió en uno de los últimos incendios. Nos faltan muchos elementos, por ejemplo, contamos solamente con tres chaquetas que nos donaron los bomberos de Rosario de la Frontera y de Orán", dijo Eduardo Adán Frías, quien es un policía retirado y es el jefe de los Bomberos Voluntarios de El Galpón.

"En los últimos días se produjeron incendios de pastizales a un costado de la ruta nacional 16 y es un peligro para los que circulan en vehículos. Nuestro objetivo es tratar de protegerlos. Por eso cargamos agua en tachos, baldes y botellas descartables y hacemos lo que podemos. Tampoco tenemos transporte, por eso nos tienen que llevar la Policía, la Municipalidad o vecinos que colaboran", remarcó.

"Lo que me reconforta es ver el entusiasmo y las ganas de trabajar por el prójimo que tienen los chicos que integran nuestro cuartel. Estoy muy orgulloso de ellos. Les pido a nuestras autoridades que hagan las gestiones para que podamos contar con los necesario para acudir a los incendios", remarcó Frías.

Ni un teléfono tienen

Los bomberos de El Galpón tampoco cuentan con algo fundamental para recepcionar las alertas: un teléfono fijo para que los vecinos puedan llamar. Actualmente los avisos llegan a través de la Subcomisaría de El Galpón.

"El fin de semana fuimos a combatir incendios a un costado de la ruta 16 y fue una tarea muy difícil. Así no podemos trabajar porque solamente contamos con tres chicotes", destacó.

También los bomberos de El Galpón estuvieron trabajando con los bomberos de Metán en el incendio de una finca en la zona del paraje Aguas Calientes, donde se quemaron cultivos de maíz y de soja y hubo importantes pérdidas.

Sin una autobomba

El mes pasado un voraz incendio destruyó por completo una humilde casa prefabricada en un barrio de Metán y dejó al descubierto una grave falencia, ya que actualmente hay una sola autobomba, con 1.600 litros de capacidad, para todo el departamento.
En el lugar trabajaron bomberos del cuartel Posta de Yatasto, quienes arribaron con esa unidad. También se sumaron los bomberos de la provincia, que desde hace meses están sin autobomba porque está en reparación.
Cuando sofocaban las llamas se quedaron sin agua y fueron abucheados por vecinos que estaban observando. Luego pidieron un tanque cisterna de la comuna de 8 mil litros.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...