Orán
Retomaron las clases los chicos de la escuela rural
El edificio fue clausurado por peligro de derrumbe. Le asignaron un aula container.

El Gobierno dio marcha atrás con el cierre de la escuela rural Benigna Saravia, de Abra Grande, paraje rural de la jurisdicción municipal de Orán.

Los padres de 29 niños que asistían a la Benigna Saravia, tras realizar ingentes gestiones ante el Gobierno, lograron que vuelvan las clases.

Los niños podrán volver a clases pronto, gracias a que el Gobierno anunció días atrás que pondrá un aula móvil en el predio donde, hasta el pasado 31 de julio, funcionaba la escuela rural Benigna Saravia, en Abra Grande (Orán), hasta que construyan un nuevo edificio en el mismo lugar.

El aula móvil que se instalará en el mismo lugar donde funcionaba la escuela evitará que los niños sufran el desarraigo al que resistieron cuando la supervisora Mónica Carabajal les asignó otros establecimientos educativos en la ciudad de Orán.

La misma funcionará de manera provisoria con el objetivo de no trasladar a los alumnos hacia otras instituciones, como ya se había anunciado oportunamente. El aula estará equipada de acuerdo a las necesidades educativas de los 29 niños que continuarán su proceso educativo en ella.

Según trascendió, esta determinación se habría tomado tras un convenio entre los padres y las autoridades de la Provincia.

La clausuraron por riesgo de derrumbe.

El primero de agosto, directivos de la escuela Benigna Saravia anunciaron el cierre de la escuela rural por el peligro inminente de derrumbe, al mismo tiempo que confirmaba que los niños serían reubicados en otras escuelas de parajes cercanos en medio del año lectivo.

Los padres se negaron a esta decisión arbitraria e intempestiva porque manifestaron temer por el desarraigo que pueden sufrir sus hijos sobre todo a esta altura del año

La escuela N§ 4091 Benigna Saravia está distante hacia el norte, hacia la parte oeste, donde se encuentra la localidad de Abra Grande, lote San Pablo, 30 kilómetros hacia el norte de la ciudad de Orán, es una escuela de jornada simple con desayuno, almuerzo y postre.

Hasta el año 2000 la población estudiantil era de 500 alumnos, según trascendió, también tuvieron que ser desalojados por problemas de infraestructura. Actualmente son 30 alumnos los que asisten a nivel inicial y primaria pero deberán migrar a otras instituciones debido a una decisión de arquitectos de la provincia y del municipio de Orán, al ver los problemas edilicios que sufre la escuela cuya estructura es de madera. Hace más de 50 años resolvieron la clausura por el peligro inminente de derrumbe de la misma.

Con respecto a la obra, la Secretaría de Obras Públicas del Ministerio de Infraestructura, luego de presentar los informes pertinentes, se acordó la construcción de un nuevo establecimiento. Este mismo será ubicado de manera estratégica en la misma posición donde se encontraba el antiguo establecimiento escolar.