A partir de distintas medidas de investigación dispuestas por la Fiscalía Penal 1, a cargo de Gabriela Romero Nayar, policías del grupo de investigaciones del Sector 1B, pudieron desarticular una banda que tenía varios robos en su haber. Por el momento existen cuatro denuncias por robos en vehículos, mediante esta modalidad, algunos de alta gama. La zona tiene como eje central la rotonda frente el colegio San Pablo, camino a la villa San Lorenzo.

En algunos casos, según lo informado desde la fiscalía, los damnificados dejaron sus vehículos estacionados en la estación de servicio Shell o en el estacionamiento del supermercado Damesco, circunstancias que aprovechaban los ladrones para abrirlo y hacerse robar.

Para poder dar con estos delincuentes, se reunieron imágenes de las cámaras de seguridad de los locales comerciales de la zona. Así, del análisis de estas filmaciones, los investigadores pudieron establecer que había un sujeto de “campana”, como así también se logró identificar a dos personas que se encargaban de cometer los ilícitos por medio de un dispositivo electrónico que sirve para inhibir las alarmas de los vehículos de alta gama. Así, los ladrones evitaban levantar sospechas y no provocar daños sobre los autos.

En uno de los robos, se pudo constatar por las cámaras, los ladrones fueron descubiertos pero se dieron a la fuga en una camioneta Toyota Hilux negra. Sin embargo, el rodado quedó grabado y al investigar la patente se pudo establecer que la camioneta siempre estaba presente cuando se cometía algún hecho denunciado. Tras investigar la patente, los investigadores llegaron a un domicilio en Villa Juanita, donde se logró vincular a los acusados.

Con estos elementos, la fiscal Romero Nayar solicitó una serie de allanamientos que tuvieron resultado positivo, ya que se logró tres detenciones y el secuestro de los inhibidores de alarmas, 4.950 dólares, 10.000 pesos, tres estuches con lentes RayBan, maletines, camperas tipo chorizo entre otros elementos. Ante los elementos secuestrados, la fiscal sostuvo que se espera que otros posible damnificados se presenten y hagan las denuncias por robos a fin de poder devolver las pertenencias secuestradas en los procedimientos.

Los detenidos fueron identificados como Miguel Eliseo Góngora (64), Raúl Sebastián Rodríguez (33) y Gabriel Alberto Montenegro (42). Los mismos fueron imputados por hurto agravado por el uso de llave falsa y asociación ilícita. A su vez Romero Nayar solicitó que los mismos permanezcan detenidos en virtud de que cuentan con antecedentes penales, lo que fue aceptado por el Juez de Garantías en turno.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...