Universitarios siguen de paro y  profundizan el plan de lucha

Los conflictos laborales para los trabajadores del Estado se siguen sumando y ahora se van encontrando en espacios comunes. El 65 por ciento de los docentes de la UNSa se adhirió al paro ayer, en una jornada en la que confluyeron en la protesta con los empleados de la SAF (Secretaría de Agricultura Familiar) y becarios del Conicet.

La Comisión Directiva de Adiunsa (Asociación de Docentes e Investigadores de la UNSa) informó que ayer a la mañana la adhesión al paro era del un 65 por ciento en la sede central y 80 por ciento en el colegio IEM, que depende de la universidad.

Es la segunda semana de la medida de fuerza por parte de los docentes universitarios, en adhesión a lo dispuesto por el congreso de Conadu Histórica del 10 de agosto.

Adiunsa difundió que "la última oferta presentada por el Gobierno, del 10,8 por ciento en dos cuotas, está muy por debajo de lo necesario, al menos para mantener el poder adquisitivo de los salarios".

El conflicto se viene profundizando y el malestar aumenta entre los trabajadores a medida que pasan las jornadas de lucha.

Tras varios días de paro en el primer cuatrimestre, el segundo período del año se inauguró con un paro total de cinco días consecutivos a partir del seis de agosto. Afirman que el Gobierno volvió a sentarse en la mesa de negociación paritaria con una propuesta que no alcanza.

Se calcula una inflación anual superior al 30 por ciento. En una asamblea que se hizo el martes se ratificó el plan de lucha con distintas actividades.

Radio abierta

Ayer Adiunsa organizó una radio abierta en la que confluyeron otros trabajadores que están en lucha por reclamos laborales.

Estuvieron presentes los becarios y becarias del Conicet, que no tienen actualización en sus ingresos desde 2017.

Indicaron también que, desde principio de año, les quitaron un bono que era una suerte de "aguinaldo". A eso se suma que no tienen obra social ni aportes patronales.

También acompañaron la medida los trabajadores de la SAF, que vienen reclamando desde principio de año por los despidos en la oficina de Nación, que atiende a los pequeños productores agropecuarios de la provincia.

El área arrancó el año con el despido de 18 técnicos, de un universo de 60 trabajadores, lo que dejó tambaleando a la oficina.

La secretaría atiene a unas 4.500 familias en todo el territorio de Salta. Luego de insistentes reclamos, solo tres recuperaron sus puestos.

El jueves de la semana pasada, el coordinador de la Juventud PRO y responsable de la secretaría, Kenji Gómez Matsumoto, volvió de una reunión en Buenos Aires con la información de que despedirían a la mitad de los trabajadores que quedan.

Esas noticias originaron el martes el corte de la ruta nacional 68, a la altura del INTA, junto a ATE.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...