El caso de los cuadernos de las coimas involucra en forma directa a Cristina Kirchner. La Justicia sospecha que desde su Gobierno se armó una red de sobornos provenientes del sector energético y la construcción, en el que están implicados exfuncionarios y empresarios. Cuando el lunes la expresidenta salió de su departamento de Recoleta para ir a Comodoro Py, se generó un gran tumulto. Fue tal el caos que, por un empujón desafortunado, una cronista la golpeó por accidente con el micrófono. A partir de ese momento, los kirchneristas la hostigan en las redes sociales.

 Viviana Toledo, de Canal 9, no tuvo intención de pegarle a Cristina. Las imágenes son claras. Por la gran cantidad de gente que había en la puerta el edificio de la calle Juncal, la periodista no pudo mantener el equilibrio cuando intentaba abrirse paso entre los demás colegas. Al desestabilizarse, golpeó con el micrófono en la frente de la expresidenta. La mirada fulminante de Cristina Kirchner duró unos pocos segundos; luego, siguió avanzando y partió para declarar ante Claudio Bonadio.

La cronista explicó que todo se desencadenó muy rápido. “Ni me di cuenta lo que pasó. En cualquier noticia así, los camarógrafos quieren la imagen. Como no alcanzo a ver bien por la gente que había, tiro el micrófono para arriba porque no sabía a donde estaba ella. Cuando los custodios nos agarran la mano para corrernos y hacer el cordón para que pase, me doy cuenta de que se golpea alguien. Ahí noté que se agarró la cabeza y me quería morir”, recordó.

Una vez que terminó la cobertura, la periodista empezó a recibir una catarata de insultos, agravios y amenazas a través de las redes sociales. “Fue una semana horrible. Ahora tengo mis cuentas en privado y no veo lo que me dicen. Solo pueden entrar mis amigos”, explicó Toledo. Los mensajes que recibió en las redes sociales van desde la crítica política hasta el insulto y amenazas de muerte. Muchos seguidores la acusaban de haberlo hecho a propósito. A simple vista, no fue así: se trató de un accidente.

Muchos kirchneristas le dejaban mensajes violentos en sus posteos viejos de Facebook y también en Twitter. “Algunos me decían que me iban a agarrar en la calle. Fue horrible”, contó.
La periodista destacó que, más allá del mal trago, fue importante la ayuda de sus compañeros para no sentirse tan mal: “Fueron muy solidarios”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Crees que es suficiente un bono de $5.000 para paliar las pérdidas generadas por la inflación?

Encuesta

Dada la situación del país ¿actualmente, qué te preocupa más?

La suba de la canasta básica
La suba del precio de los combustibles
La suba de los servicios
La suba del dólar
No llegar a fin de mes
ver resultados

Importante ahora

cargando...