General Güemes
Remises compartidos sienten amenazado su trabajo
A lo irregular del servicio se suma la posible extensión del Area Metropolitana.

La urgencia de contar con un medio de transporte que cubra las necesidades de traslado de una gran parte de la población de todo el departamento de General Güemes, ya sea por razones laborales, de estudio o por trámites personales con destinos distintos, hizo que la figura de remis compartido tome una gran importancia.

A pesar de no contar con un marco legal sobre su funcionamiento como medio de transporte de pasajeros, su presencia en la calles se fue imponiendo porque vino a llenar un gran vacío que aun en la actualidad no puede cubrir la única empresa de colectivos autorizada a realizar viajes interurbanos y de media distancia, debido a que la demanda de pasajes supera ampliamente su capacidad de operativa.

Salir de la desocupación

Para quienes cuentan con un automóvil en buenas condiciones, formar parte de una de las tantas remiseras que realizan viajes a Salta, que cubren el área interurbana entre los tres municipios del departamento o trasladan pasajeros hacia el norte de provincia incluyendo entre sus destinos alguna localidad jujeña como Perico, es una forma de superar la crisis económica y la desocupación.

La ubicación de las distintas paradas de remises en el ejido urbano ha sido motivo de polémica desde un principio y no siempre fue una elección del Ejecutivo comunal, sino una imposición de los remiseros. Siempre los trabajadores eligieron el lugar donde ubicar los automóviles para esperar por los pasajeros, siendo desde siempre el área más solicitada las calles adyacentes a la terminal de colectivos.

Una gresca descomunal

Así, alrededor de la terminal de pueden ver varias colas de remises esperando por completar el número de cuatro pasajeros para iniciar un viaje hacia Salta, Campo Santo o El Bordo o hasta Orán o Perico, en la provincia de Jujuy. Lamentablemente, también son frecuentes las peleas y discusiones entre remiseros por algún pasajero, al igual que las diferencias entre los locales y aquellos que provienen de municipios vecinos.

Esta situación tuvo un punto de quiebre la noche del viernes, cuando se registró una corrida entre personas que peleaban en medio de una de las calles cercanas a la terminal, lo que terminó con la detención de dos de los participantes de esta descomunal gresca.

"Invasión de periqueños"

Se trataba de un pelea entre remiseros de Gemes con otros trabajadores del volante de Perico, y fue descripta por varios testigos como una situación que daba miedo. "Yo veía cómo se pegaban y uno cayó al piso. En ese momento pensé que lo iban a moler a golpes", detalló una mujer que pasaba por el lugar a esa hora.

Las razones de la pelea estaban relacionadas, como siempre, con una supuesta invasión de "territorio" entre los trabajadores del rubro.

Sin embargo, al día siguiente, todo volvió a la normalidad. "Somos laburantes, este tipo de cosas no deben pasar, ya hablamos entre nosotros y estamos de acuerdo en que debemos trabajar tranquilos", dijo uno de los trabajadores luego de la disputa.

"No podemos perder nuestra única fuente de trabajo; seguramente no se va a repetir, porque vamos a ser los únicos perjudicados", expresaron desde ambas remiseras para calmar los ánimos.

Todo provisorio

Cuando se habla de remiseras, en el caso de la ciudad de Güemes, en realidad se hace referencia a un grupo de propietarios de remises que se estacionan en una determinada calle, transformándola en una parada fija, de alguna manera, para levantar los pasajeros con un destino específico.
“Las paradas de remises siempre fueron un problema. Sabemos que no quieren salir de las calles cercanas a la terminal porque dicen que ahí está la demanda. Ubicarse más lejos les haría perder pasajeros. Por ahora, debido a que la terminal está en plena remodelación, hicimos una distribución de las paradas en forma provisoria. Pero cuando se habilite la terminal vamos a tener que volver a distribuirlas y seguramente será otro problema”, expresó Rodolfo Alderete, director de Tránsito de la Municipalidad.