Un nuevo antibiótico para tratar las “superbacterias”

Hasta hoy, son más los tratamientos antibióticos que han fracasado en el combate de las bacterias multirresistentes, que los que han tenido éxito. Historias de pacientes internados que han contraído una infección intrahospitalaria y simplemente murieron, podrían llenar tomos de cada uno de los hospitales. Esos pacientes recibieron terapias de hasta cinco antibióticos al mismo tiempo y a pesar de todo, pocos estarían vivos para contar que vencieron la sepsis. 
Se podría pensar en esas bacterias temibles como algo ajeno, una experiencia adjudicable a los “enfermos internados”; sin embargo, “cualquiera de nosotros puede ser un paciente crítico, sólo basta tener un accidente de cierta gravedad para ingresar a un hospital y a una sala de terapia intensiva donde están los gérmenes más resistentes”, dijo Maria Carolina Pein, médica especialista en Medicina Interna, quién presentó junto con sus colegas, los médicos Fernando Pasteran, especialista en microbiología del Instituto Malbrán; y Francisco Nacinovich, jefe de Infectología en el Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA), un nuevo antibiótico logrado por el laboratorio Pfizer para el tratamiento de pacientes adultos internados con infecciones graves provocadas por bacterias Gram-negativas aeróbicas multirresistentes. 
A partir de la combinación de las drogas ceftazidima y avibactam, esta terapia demostró una amplia eficacia para hacer frente a bacterias resistentes a las terapias disponibles actualmente. 
Dentro de las bacterias Gram-negativas, la Klebsiella pneumoniae resistente a Carbapenems (KPC), es uno de los patógenos que presentan mayor preocupación ya que ha sido detectado en las 24 provincias del país, representando el 30,2% de los casos de Klebsiella pneumoniae confirmados. 


La KPC provoca infecciones asociadas con altas tasas de morbilidad y mortalidad, y es resistente a casi todos los antibióticos disponibles.

“En nuestro país se observa una necesidad creciente de terapias para el tratamiento de bacterias multirresistentes, especialmente en el ámbito hospitalario. El rápido aumento y la gran proliferación de patógenos Gram-negativos es un desafío enorme para la ciencia”, dijo Fernando Pasteran; y agregó: “Necesitamos contar con nuevos antibióticos para luchar contra las infecciones hospitalarias causadas por gérmenes resistentes, ya que por el momento no disponemos de suficientes alternativas terapéuticas efectivas y tolerables para el paciente”. 
Por eso este logro de Pfizer es celebrado en el mundo médico. “Hay mucho interés en las provincias en saber cómo usar esta droga. Actualmente se emplean hasta cuatro antibióticos para tratar una sola bacteria resistente y eso tiene un costo alto para la salud del paciente. Este nuevo antibiótico se usa solo, o a lo sumo con un acompañante; es inyectable cada 8 horas. Otra ventaja enorme es que tiene pocos efectos adversos y no son graves. Por ejemplo no provoca insuficiencia renal y puede usarse por largo tiempo”, explicó a la prensa el doctor Pasteran.
Entre otras, la nueva combinación está indicada para infecciones intra-abdominales complicadas, infecciones complejas del tracto urinario y neumonías adquiridas en el ámbito hospitalario, como por ejemplo la neumonía asociada al uso de respiradores. Además, la combinación de ceftazidima-avibactam, está indicada para el tratamiento de infecciones graves por Gram-negativos en pacientes que han agotado las demás opciones terapéuticas. Es decir que representa un importante avance terapéutico pues puede emplearse en diversos escenarios, especialmente cuando un tratamiento antibiótico fracasa producto de la resistencia bacteriana, poniendo en riesgo la vida del paciente.
“La combinación de ceftazidima y avibactam viene a cubrir una demanda muy esperada por la comunidad médica, ya que es una herramienta segura y efectiva contra un rango de gérmenes de difícil tratamiento y que representan un serio y creciente problema de salud en nuestro país. Permite la biterapia para casos que, hasta ahora, requerían hasta cinco terapias con diferentes tipos de antimicrobianos para un mismo tratamiento, con la consecuente disminución en los costos hospitalarios.

Estamos muy entusiasmados con el lanzamiento de esta nueva alternativa terapéutica en Argentina, que es la primera droga indicada para el tratamiento de las KPC en forma segura”, dijo Francisco Nacinovich. 

 

Fernando Pasteran, médico

“El rápido aumento y la gran proliferación de patógenos Gram-negativos es un desafío enorme para la ciencia, y nuestro país tiene una gran necesidad de nuevas drogas”


Francisco Nacinovich, médico

“Este antibiótico es una sorpresa para el mundo médico que viene pidiendo a los laboratorios la inversión en moléculas. Esta es la primera droga indicada para las KPC”


Carolina Pein, médica

“Hoy el sistema de salud en Argentina es muy fragmentado por lo que no es fácil el acceso, sin embargo creemos que este antibiótico ingresará a todos los hospitales del país” 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...