La suba de precios impactó de lleno a los autos, celulares, propiedades y pasajes

Se cumplen cuatro meses de la corrida cambiaria de abril. En aquel momento, el dólar se encontraba a $ 20,50. La devaluación acumulada desde entonces roza el 50%. Uno de los sectores con mayor impacto fue el electrónico. Según la consultora GfK, de abril a julio, hubo un aumento del 33% en los precios de las notebooks. Si se consideran los valores de marzo, la suba fue de más del 40%.
Antes de iniciarse la corrida cambiaria, el ticket promedio ponderado era de $ 12.051. En el relevamiento de julio, pasó a ser de $ 16.931. Durante mayo, explican en GfK, este incremento se debió a las ventas del Hot Sale: bajaron los precios pero el volumen creció, especialmente, apalancado por los productos más caros. En tanto, la de los meses consiguientes correspondió a la renovación en la lista de precios por parte de los retailers.
El impacto en el mercado inmobiliario no se vio (todavía) tanto en precios como en el enfriamiento de operaciones.

Celulares

En materia de celulares, el año puede dividirse en dos períodos: pre y pos corrida. Según datos de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte), los precios mostraban un descenso del 2,6% entre enero y marzo. Pero, desde abril, crecieron un 20,5%, acumulando un incremento anual del 14,7%. "Al tener un componente de insumo importado, la variación del tipo de cambio expresa la estructura de costos. El tema es el margen para absorber ese movimiento", explicó Federico Hellemeyer, presidente de la entidad. Además, recalcó que la baja demanda es otra variable que mantiene los valores por debajo de la inflación. "Se desplomó el consumo. En ese escenario, de menor predisposición a la compra, es difícil salir a corregir los precios".

Automóviles

La industria automotriz también marchó al ritmo del dólar. En lo que va del año, los autos acumularon más de 45% de incremento en sus precios. La mayoría de los ajustes se concentró en los últimos cuatro meses. En abril, las terminales modificaron sus listas un 6%, en promedio, y, a mitad de junio, lo hicieron entre 2 y 4%. A comienzos de agosto, las retocaron en un 7%.
"Las fábricas tratan de no pasar todo a precios para poder mantener el volumen. Pero hay algo a tener en cuenta: los aumentos se sentirán más en los últimos meses, cuando se liquiden los stocks viejos. Hoy, la gente no ve tanto aumento porque sobra stock en las concesionarias", explica una fuente del sector. Agrega que los importadores tuvieron más margen que las fabricantes locales para trasladar a precios.

Turismo

Otro caso particular fue el turístico. Experimentó una caída en la demanda de los pasajes para vuelos internacionales.
Por su parte, el impacto en el mercado inmobiliario no se vio (todavía) tanto en precios como en el enfriamiento de operaciones. En la Ciudad de Buenos Aires, el valor de las propiedades subió 3% desde abril, con un 8% de acumulado anual. según datos del portal Properati. "Los precios en dólares ya estaban en ascenso porque estaban fuertemente sostenidos por las hipotecas. Con las devaluaciones, suele haber una baja. Pero el empuje que hacía la demanda los mantuvieron", indican en la firma.
Sin embargo, advierten que, en los últimos meses, se revirtió la tendencia. "En agosto ,se empezó a ver una desaceleración en los precios en dólares de las propiedades. La variación mensual fue del 0,4%, la más baja del año", aseguraron. Según el último informe de Properati, realizado junto a la consultora económica OIkos Bs As, la cantidad de escritura de compra-venta de junio exhibió, por primera vez en 2018, una caída a nivel interanual: 4588 versus 5100 en junio de 2017.
 

Fuente: BAE Negocios

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...