Promueven el derecho al juego entre niños aborígenes

Trabajaron junto a las madres y niños de los Centros de Primera Infancia de Rancho El Ñato y Alto La Sierra en talleres comunitarios. Los especialistas reflexionaron junto a los adultos sobre el juego como estímulo para el desarrollo físico, social e intelectual en sus hijos e hijas. Las jornadas culminaron con actividades recreativas.

El equipo de profesionales del Programa de Fortalecimiento Familiar y Comunitario del Ministerio de la Primera Infancia promueve el derecho de todos los niños y niñas al juego y la recreación a través de encuentros junto a las comunidades de madres, niños y Acompañantes Educativos de los Centros de Primera Infancia de Rancho El Ñato y Alto La Sierra. Los espacios de reflexión se realizaron con la modalidad de talleres donde madres, padres y adultos presentes pudieron abordar, de la mano de los especialistas, el derecho al deporte y el juego recreativo que establece la ley 26.061 de protección integral de los derechos de niños, niñas y adolescentes en su artículo N§20.

En consonancia con la celebración del mes del niño, en cada una de las localidades las jornadas culminaron con actividades recreativas coordinadas por el equipo de psicólogas y trabajadoras sociales de Primera Infancia. En total participaron 200 niños y 80 adultos de las comunidades. Las familias compartieron un momento de diversión junto a los niños a través de diferentes propuestas lúdicas. Las propuestas lúdicas se basaron en actividades artísticas de dibujo y pintura y de destrezas físicas.

Mónica Espíndola, psicóloga especialista en Abordaje Familiar y coordinadora de las actividades, informó que "el eje de trabajo se basa en la reflexión sobre el derecho al juego. Trabajamos con los adultos la importancia de jugar durante la niñez porque el juego es la única obligación del niño".

Y los Equipos de Acompañante Educativo de los Centros de Primera Infancia de cada lugar pudieron mostrar a los adultos la importancia de contar con espacios de atención temprana y de desarrollo infantil a partir de actividades recreativas diseñadas especialmente para los más chicos.

Promover el acceso a momentos de recreación es un factor de desarrollo físico, afectivo y cognitivo en cada niño y niña. A través de los espacios de Primera Infancia y del acompañamiento profesional se garantiza el acceso a las familias a reflexionar sobre el valor de que cada niño crezca jugando.

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...