Empresarios involucrados en los sobornos seguirán beneficiados por el “blanqueo”

La AFIP aclaró ayer que no existe un procedimiento legal para dar de baja del blanqueo a aquellos empresarios que se anotaron en ese beneficio y hoy están involucrados en la causa de los "cuadernos" que investiga el pago y distribución de sobornos para obra pública. 
La única chance de dar por caído el blanqueo fiscal sería que alguna las de las acusaciones que se investigan en "cuadernos" estuviera relacionada o formara parte de algún delito por el que el empresario en cuestión hubiera estado procesado o con chances de serlo antes de haber ingresado a ese perdón fiscal que el Gobierno de Cambiemos lanzó por ley.
La explicación vino a cuento de cierta confusión que reina en el mercado argentino sobre las verdaderas funciones y facultades de la AFIP en la causa "cuadernos" y las chances de que los blanqueos de empresarios comiencen a caerse en medio de alguna investigación especial cruzada que inicie el organismo.

Perdón fiscal 

El impedimento para avanzar con sanciones de ese tipo sobre quienes ingresaron al blanqueo y ahora están involucrados en "cuadernos" está en la propia ley del perdón fiscal. Allí se estableció que no podrían ingresar al blanqueo aquellos que estuvieran procesados por delitos comunes ya que ese perdón fiscal sólo limpiaba la evasión, pero no otros delitos como, por ejemplo, lavado.
Ese principio de la ley tuvo una excepción: que existiera una causa abierta que involucrara al pretendiente a blanquear, pero en la que aún no estuviera procesado. En ese caso el empresario podía adherirse, pero en caso de un procesamiento posterior el blanqueo, caía. 
Como el blanqueo terminó el 31 de marzo de 2017 y no hay aplicación retroactiva de la ley penal, sólo habría alguna chance de conectar a los "blanqueadores" con "cuadernos" si se reactiva una causa anterior a esa fecha por alguna razón relacionada con el actual escándalo de sobornos. 

Los cuadernos

En el caso "cuadernos", sí puede haber conexiones entre esas investigaciones de la AFIP y las coimas que se pagaron. Básicamente los sobornos se pagaron con dinero blanco que luego había que justificar como "consumido". El camino que investiga ahora Claudio Bonadio es el siguiente: las empresas cobraban el adelanto del Estado por obra pública (obviamente en blanco); pagaban esos fondos como sobornos y los justificaban después en sus balances como gastos de consultoría, por ejemplo, comúnmente llamados consumidos. En este último punto puede ingresar la AFIP a pedido de la Justicia, aunque en realidad la investigación por esas facturas truchas ya estaba en la mira.
De hecho, fuentes de la AFIP ayer reconocían que no les causó sorpresa conocer algunos de los nombres de empresas y empresarios involucrados en la causa por los sobornos en obra pública ya que coinciden con investigaciones que ellos están llevando adelante.
Fuente: Ambito Financiero

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...