“No hay desfinanciamiento universitario. Hay casos de mala administración”

El conflicto con los docentes universitarios está en su punto máximo de ebullición, con un paro que ya cursa su cuarta semana y sin una solución a la vista. Es que mientras los docentes piden más del 30 por ciento de aumento, el Gobierno nacional recién ahora ofrece 15 por ciento y espera estirarse un poco más en la reunión de hoy con los gremios. 
El Tribuno dialogó con Danya Tavela, quien es la secretaria de Políticas Universitarias de la Nación. La funcionaria señaló que entiende el reclamo, pero que la delicada situación económica del país hacen que no puedan ofrecer mucho más. Rechazó que las universidades estén desfinanciadas y que se piense en un sistema arancelado.
“Hay situación crítica en algunas universidades que está más vinculado a problemas de mala administración que a problemas de financiamiento en concreto”, agregó.

Con los docentes pidiendo más de 30% de aumento y el Gobierno nacional ofreciendo 15%, el escenario es complicado...
En la última reunión no hemos ofrecido 15%, sino que esa cifra fue una consolidación del planteo y hemos quedado en comenzar una mesa técnica mañana (por hoy) que nos permita acercarnos a una posición que, dentro de los parámetros de lo solicitado por los gremios, y las responsabilidades que como Estado nacional tenemos, respecto de lo que podemos o no asumir, para este año y el próximo, nos permita acercar posiciones y alcanzar la máxima satisfacción posible entre las partes.

El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, habló de una alianza “troskokirchnerista” que está impulsando el paro docente, ¿no cree que trató de apagar el fuego tirando nafta? 
De todas maneras fue quitada de contexto la frase que dijo el ministro. No se refiere a esa cuestión, nosotros somos muy respetuosos del reclamo de los gremios y puntualmente estamos trabajando con ellos en esto. Lo consideramos un reclamo legítimo y por supuesto las parcialidades políticas que puedan existir son parte de otro proceso. Fue quitada de contexto la conversación y, de todas maneras, el ministro manifestó su pedido de disculpa a los sindicatos respecto de la frase que dijo.

El paro lleva cuatro semanas, ¿no piensa que desde el Ministerio de Educación dejaron pasar mucho tiempo sin actuar?
No es un problema de tiempo. La Argentina vive una situación crítica, y en ese sentido nosotros hicimos un planteo de incremento que nos permitiera ser pagado dentro de las restricciones presupuestarias que teníamos. Ustedes vieron la situación crítica que pasó la Argentina en estos meses, de la cual todavía no estamos exentos. Esto nos hacía imposible avanzar en otro tipo de oferta. 

Los gremios universitarios denuncian un desfinanciamiento de la universidad... 
Tenemos dos cosas diferentes: una cosa es la negociación salarial, donde efectivamente hoy tenemos un problema, porque el 15% que se había planteado indudablemente ha quedado exiguo respecto de las expectativas inflacionarias y la realidad que está viviendo la gente. Por otro lado, los números son números y no son susceptibles de validaciones. Nosotros teníamos 53 mil millones de pesos en el presupuesto universitario, y hoy tenemos 103 mil. No hay un problema de desfinanciamiento en el sistema universitario. Hay situación crítica en algunas universidades que está más vinculado a problemas de mala administración que a problemas de financiamiento en concreto. 
Para mañana los docentes están planteando una gran marcha a nivel nacional para hacer sentir su reclamo...
Estamos en democracia, y todas las movidas de protesta y todas las medidas de fuerza, cuando uno está disconforme con algún tipo de política es absolutamente razonable, entendible y para nosotros forma parte de la realidad que cada sector vive. No hay ningún tipo de problema ni expresión particular respecto de las marchas.

En este contexto económico, ¿como ve el futuro de la universidad pública en el país?
La universidad no está afuera de los vaivenes que tiene nuestro país, no lo estuvo antes y menos ahora. Nosotros trabajamos para tener un presupuesto razonable, que permita atender todos los requerimientos que tienen las universidades, que se tiene que dar un sistema de discusión dentro del sistema universitario, vinculado a la necesidad de planificar la oferta de grado, el desarrollo de posgrados. Todo esto forma parte de la rendición de cuenta que la sociedad le pide a la sociedad argentina. Discutir sus procesos internos y las políticas de formación de los recursos de capital humano de nuestro país.

¿La discusión sería replanteando algunas carreras? 
Tenemos que pensar si las carreras responden o no a la demanda productiva de la región.

En el mediano o largo plazo, ¿se puede pensar en una universidad arancelada en Argentina? 
No. Eso forma parte de manipular la situación salarial de los docentes. La gratuidad de la educación superior en Argentina es una cuestión fundada y si ponemos todo en la misma bolsa, al final lo que hacemos es deslegitimar al reclamo docente. 

Hay muchos reclamos de los becarios del Conicet...
El conflicto del Conicet no es del Ministerio de Educación. Lo demás tiene que ver con una necesaria discusión que nos tenemos que dar sobre el sistema universitario, el sistema productivo y también el sistema tecnológico, para saber adónde va la política científica-tecnológica de este país. También es difícil comprender que todos los becarios del país ingresen a la carrera     Conicet.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...