Juventud Antoniana
Juventud no gana para conflictos y su situación es desesperante
A la deuda que debe saldar sí o sí en las próximas 48 horas se suma un pedido del órgano de fiscalización a Personas Jurídicas.

Juventud Antoniana no gana para disgustos, conflictos y problemas que pueden derivar en serias consecuencias, no solo económicas, sino también deportivas, si es que la institución no consigue saldar la deuda que se originó a raíz de las deudas a futbolistas del proceso anterior, quienes recurrieron a Futbolistas Argentinos Agremiados pidiendo lo que les corresponde por su trabajo.

A esta situación y a otras tantas problemáticas, como ser las desinteligencias en el tema de viviendas de los futbolistas, se le suma un nuevo contratiempo a la dirigencia de la entidad de Lerma y San Luis.

El órgano de fiscalización, donde se halla el sector de la oposición de la actual directiva, recurrió a la Inspección General de Personerías Jurídicas para que tome cartas en el asunto a raíz de la omisión de la presentación de documentación y balances que este cuerpo había solicitado y a los cuales nunca habrían tenido acceso.

En una notificación enviada al director del ente contralor, César Martínez Urquiza, el órgano de fiscalización le solicita expresamente a la IGPJ la exhibición por parte de la CD de las solicitudes de ingresos de socios presentadas durante los períodos 2017 y 2018; los recibos de pago de cuota social desde mayo a agosto de este año; el reglamento del libro de actas del club y el contrato de constitución del fideicomiso de la administración

“San Francisco de Asis”. Además, solicitan que la dirigencia ponga fecha para la asamblea de renovación de autoridades. 
Desde el órgano fiscalizador recuerdan además que ya hubo intimiaciones y una carta documento.

Como contrapartida, se siguen vendiendo en la secretaría del club los abonos para los partidos del Federal A de septiembre, a un precio de 500 pesos por tres encuentros, incluido el clásico con Gimnasia.