Traficantes de cocaína multiplican los ingresos por vía terrestre

Los últimos secuestros de Gendarmería Nacional, la Aduana, la AFIP y la Policía de la Provincia mostraron con claridad meridiana que los envíos de cocaína desde los carteles que operan en la frontera con la República Plurinacional de Bolivia se multiplicaron en el último semestre.

Una fuente inobjetable aseguró ayer a El Tribuno poco después de que un utilitario cargado con 84 kilos de cocaína fuera detenido junto a sus dos ocupantes en un control de ruta, que los envíos desde la zona caliente hacia los puertos argentinos utilizando la vía terrestre aumentaron de manera alarmante en los últimos seis meses, coincidentemente con la caída de los grupos nacionales que apoyaban desde provincias límítrofes el envío vía aérea de la droga, en forma de bombardeo de cocaína.

La fuente ligada a la seguridad dijo además que solo en los últimos tres días se reportaron tres hechos de similares características en distintos puntos de la geografía salteña, los cuales están mostrando que el ingreso de cocaína en automóviles de los que usan las familias comunes es la modalidad en auge, informó.

Luego agregó para redondear el concepto: "Los envíos de cargamentos grandes (de 200 a 600 kilos) disimulados en cargas generales de camiones o los vuelos narcos están en desuso desde principio de año y esto se debe a que se incrementaron los controles en los cielos con los radares no solo de Salta y Formosa sino con otros que operan a más distancia de la frontera, pero que tienen más precisiones sobre la violación del espacio aéreo de nuestro país y también a los escáner, algunos móviles, que están ubicados en puntos estratégicos de la rutas.

La fuente dijo además que los narcotraficantes están atomizando las cargas y que por esta razón son muchos los vehículos que están afectando al tráfico y que pasan uno tras otro asegurando que gran parte del cargamento llegue a destino, porque -explicó- solo una parte de lo que se trafica es descubierta por las distintas fuerzas de seguridad que operan en el norte. Es un cambio en la estrategia de la narcocriminalidad lo que se está viendo, reflexionó la fuente.

El último secuestro

En la tarde de ayer dos salteños fueron detenidos con un cargamento de 80 kilos de cocaína de máxima pureza.

El secuestro y la detención de los narcotraficantes se produjo durante un control de Gendarmería Nacional sobre ruta 34 en jurisdicción de la localidad de Tartagal.

La droga estaba escondida en un doble fondo que le habían fabricado al utilitario que se estima tenía como destino la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Otro pequeño golpe recibió el narcotráfico al ser descubierto uno de los tantos vehículos que afecta casi a diario para transportar la droga hacia el sur del país, donde se enfría la mercancía hasta tener puertos de embarque hacia Europa y Asia. Los panes de la droga se encontraban envueltos con cinta adhesiva y no tenían sello de fabricación o cartel de pertenencia.

Según lo que se pudo conocer hasta el momento, el secuestro se hizo durante un control vehicular de Gendarmería Nacional en Tartagal cuando fue detenido un utilitario Chevrolet en el que viajaban dos hombres, uno de Salta capital y otro de Tartagal.

La droga y el vehículo quedaron a disposición del Juzgado Federal 1 de Salta, que tramita la causa, aunque el secuestro se realizó en el norte de la provincia.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...