Custodia personal para el fiscal Armando Cazón

Con algunos hechos de extrema peligrosidad en su contra, como haber sido amenazado en Bolivia, y varios delincuentes apresados y puestos bajo arresto por sus acciones, el fiscal penal Armado Cazón hace unos días recibió oficialmente seguridad personal. El letrado norteño, oriundo de Salvador Mazza, donde se desempeña desde hace más de cuatro años, sostuvo en declaraciones a El Tribuno que "si bien tengo custodia en algunas ocasiones me sigo manejando solo aunque no es lo correcto, sobre todo por mi familia".

El doctor Cazón se desempeña en una zona caliente por la narcocriminalidad, los homicidios, asaltos y otros delitos de gran trascendencia. "Uno a veces es imprudente con estas cosas porque cree que está todo bien pero es una realidad que actuamos en una zona pesada y muy extensa", expresó el abogado y recordó lo sucedido hace dos años en el vecino país: "Hace tres años, en dos oportunidades, distintas personas que sabían quién era yo me apuntaron con una pistola. Me dijeron que estaba perjudicando el negocio de ellos, de sus dealer en la zona. Recuerdo que respondí que solo cumplía con mi función".

Las graves amenazas contra el fiscal ocurrieron en San José de Pocitos, "crucé solo me acuerdo, es normal pasar. Cuando me pasó eso pensé que era una broma, no lo tomé muy en serio primero y después me puse a pensar y reflexionar y quedé sensibilizado. En las dos oportunidades dijeron que no se trataba de algo personal, yo les dije que hacía lo que correspondía y me repitieron varias veces que tenían gente trabajando -venta de droga- y los perjudicaba", recordó Armando Cazón.

La zona caliente, que tiene como jurisdicción el fiscal norteño, es unas diez veces más grande que la capital salteña, cuenta con más de 17.000 kilómetros cuadrados. "Las investigaciones son complejas no es fácil trabajar en una zona como esta. Por ejemplo con el hecho de las camionetas, la información que obtuvimos sobre la modalidad fue que algunos lo hacían para denunciar la venta y cobrar el seguro, modalidad que lo hacen del lado boliviano. En los casos denunciados en Salvador Mazza no se registraron ninguna de esas acciones", aclaró Cazón respecto a un delicado tema que mantuvo en vilo a muchas familias en el norte.

Los últimos allanamientos, a raíz de dichos robos y otros delitos, arrojaron la detención de nueve personas vinculadas a una banda dedicada a dichos ilícitos, además del secuestro de varios elementos importantes para la causa. Lo cierto es que por estas acciones el fiscal Cazón decidió tener custodia personal. "Seguramente tocamos intereses de muchas personas pero es lo que tenemos que hacer, yo solo cumplo con la ley", apuntó y concluyó "no actúo solo siempre hay un Juez de Garantías que es el que decide acceder o no a las solicitudes que hacemos los fiscales".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...