La Provincia asegura que hasta fin  de año las deudas están cubiertas

En medio de la tormenta financiera y cambiaria, y tratando de transmitir seguridad en medio de la incertidumbre, el gobernador Juan Manuel Urtubey reiteró ayer que la Provincia llegará a fin de año con equilibrio fiscal.

Si bien el propósito parece ambicioso, en la administración provincial aseguran que ya tienen todos los dólares que necesitarán para el pago de deuda en esa moneda, por lo menos hasta enero de 2019.

Es claro que la incertidumbre en que se mueve la economía en estos días anticipa dificultades para todos. "Pero no catástrofes", aclaran.

Aunque no se hacen predicciones, equiparan la situación a los días de abril de 2002, cuando tras la convertibilidad el dólar cuadruplicó su valor (de uno a cuatro pesos). En ese momento, Jorge Remes Lenicov cedió su lugar a Roberto Lavagna y Duhalde acordó con los gobernadores un plan de 14 puntos. "Lo que parecía un colapso, se resolvió positivamente, porque fue el punto de inflexión para iniciar la recuperación económica", analizan. Se asocia el actual momento con aquel; no con los días previos a la renuncia de Fernando de la Rúa.

Por lo pronto, se estima que en esta crisis, como en todas, habrá ganadores y perdedores. Cuando se analizan las perspectivas para Salta proyectan que el turismo y la producción primaria pueden respirar con un dólar alto, aunque la caída del consumo afectaría con crudeza no previsible al comercio, los servicios y al mercado interno en general.

La propuesta

Ayer, en Buenos Aires, Urtubey dijo que no quiere "resolver este problema para agradar a los mercados, sino para no depender de los mercados".

El gobierno de Macri está empeñado en eliminar el déficit fiscal. El peso de la tarea recae en el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del BCRA, Luis Caputo, Incluso el FMI ya le solicitó que el objetivo de 1,3% del PBI para 2019 se baje un poco más, "lo más cerca posible de cero".

El ministro salteño Emiliano Estrada fue muy crítico al analizar la crisis, con el empeño en reducir gastos pero incrementando el déficit con intereses de deuda, y en tratar de atraer dólares pero con "inversores golondrina", sin gestionar instrumentos que retengan esas divisas en el país. Del mismo modo, liberando a los exportadores de la obligación de liquidar divisas.

Ese objetivo de "déficit cero" se traduce como "ajuste". Existe consenso en que el Estado gasta mucho, pero sobre todo, "gasta mal". Y se apunta a la reducción del gasto porque cuesta mucho incrementar el producto. Urtubey propone hablar "de gastos y de ingresos", y ratificó el objetivo ya planteado por los ministros provinciales de hacer más progresiva y eficiente la recaudación sin agregar presión tributaria ni castigar a la actividad productiva.

El martes, en una nueva reunión con funcionarios de Interior y Hacienda, los ministros volverán a barajar posibilidades como la revaluación de inmuebles para mejorar la recaudación del impuesto inmobiliario y evitar que empresas apliquen ajuste por inflación en el impuesto a las ganancias y en bienes personales, entre otras.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...