“Lo que el mercado y la sociedad esperan es que el Gobierno y la oposición se sienten a hablar”

Ayer se vivió una jornada de extrema volatilidad del dólar, que volvió a escaparse y cerró en $39,77 pese a la intervención del Banco Central, que logró moderar el aumento sobre el cierre con una subasta en la cual ofreció 500 millones de dólares y adjudicó 330 millones.
Además, la entidad conducida por Luis Caputo decidió subir la tasa de interés de referencia, llevándola del 45% al 60% para intentar contener la escalada de la moneda norteamericana. 
En este contexto económico complicado, en la ciudad de Salta desembarca la primera sucursal del banco Comafi. Ayer por la noche se realizó la recepción oficial que contó con la participación del gerente general de banco Comafi, Francisco Guillermo Cerviño, quien es licenciado en administración de empresas, recibido en la Universidad Católica Argentina. 
En diálogo con El Tribuno, el directivo de la entidad financiera habló sobre la situación actual del país y consideró que se está viviendo “una coyuntura de histeria” donde el mercado ha “sobrerreaccionado” ante la falta de un plan económico preciso y concreto de parte del Gobierno nacional.
Además, Cerviño consideró que la Argentina está lejos de vivir una situación similar a la del 2001, cuando la crisis bancaria hizo estallar al país, porque argumentó que en la actualidad el sistema financiero “está mucho más blindado” que en aquella época.

Están inaugurando una nueva sucursal del banco Comafi en Salta dentro de una coyuntura económica complicada...
Esto está dentro del plan de crecimiento del banco, un crecimiento orgánico, donde tenemos planeado también otras aperturas, esta es la primera del año. Nosotros, a pesar de la coyuntura que está bien complicada, no dejamos de ejecutar este plan de crecimiento, porque confiamos en que el país en el mediano plazo va a salir adelante y Salta es una plaza en la que ya trabajábamos, no a través del banco sino través de una de nuestra subsidiaria Provencred, dando préstamos de consumo, y a través de nuestra compañía de leasing de Capital Corporation, que no tiene sucursales pero tiene operaciones. Un poco esto viene a terminar de complementar los servicios financieros que queremos dar a la plaza.

¿Qué expectativas tienen en la provincia?
Nosotros somos un banco que apoyamos a la pymes dentro de la filosofía y la estrategia. Nos enfocamos mucho en las pymes y en las economías regionales. Dentro del análisis que hicimos del estudio de Salta vemos que es una provincia bien pujante, bien conducida, así que me parece que esos son todos factores que nos van a dar éxito para hacer buenos negocios aquí.

¿Cómo se trabaja en la apertura de una sucursal para ampliar la cartera de clientes?
Varía según la plaza. Como te contaba, ya tenemos alguna clientela tanto de la banca empresaria como algunos de los individuos, ya tenemos algo de cartera de todos los segmentos. Además, hace tres meses que estamos haciendo gestiones comerciales con el equipo que va a manejar la sucursal y algo de fuerza de ventas colocando productos tanto en pymes como en individuos. Así es como ya arrancas con una cartera medio conformada.

¿Cómo va a ser la sucursal?
Es una sucursal que tomamos al banco Patagonia cuando se mudó. Está en el medio de esa calle, es una sucursal grande. La hemos remodelado a un estilo moderno, con espacios amplios, con los carteles bien visibles; está bien aggiornado como si fuese un local de Apple o una cosa que no parece una sucursal bancaria. Nosotros tenemos un poco esa visión de ir saliendo de la imagen típica sucursalera bancaria e ir a una cosa mucho más cercana a los clientes, que se sientan como más cómodos entrando y preguntando. Una de las cosas que va a tener la sucursal es que estamos implementando una cuestión innovadora y es lo que se llama espacio de coworrking, que es lo que llamamos Comafi Único, que es para clientes del segmento VIP para que pueden ir allí y utilizar ese espacio para trabajar en conjunto o tener reuniones, además de contar cafetería y wifi.

El dólar cerró con un incremento del 15,64% y el Banco Central llevó la tasa de referencia al 60%. ¿Qué análisis hace de esta situación?
Yo creo que esta coyuntura entre ayer y hoy es una coyuntura de histeria. El mercado ha sobrerreaccionado a no encontrar respuesta en un plan preciso y concreto económico del Gobierno. Yo creo que esto se debería, y ojalá así sea, estabilizar mucho más abajo, tanto el dólar como las tasas de interés. La tasa de interés del 60% que vos tomás como referencia tienen que ver con la tasa que ha puesto el Banco Central que tomó dos medidas: la suba de la tasa de interés y cinco puntos más de encaje para el sistema financiero para absorber liquidez y que esto no siga drenando al dólar. Esto debería en algún momento estabilizarse y volver para abajo. Una de las cosas que adelantó el Banco Central es que no va a bajar demasiado la tasa pero nunca va a quedar en el 60%. Igual, con tasas del 40% también es muy costoso para una pyme fondearse. Nosotros en particular tratamos de trabajar bastante con SGR (sociedades de garantía recíproca) y algunos programas de tasas promocionadas y subsidiadas como para dar apoyo en algunos instrumentos, sean cheques o algunas líneas a corto plazo como para darles aire a las pymes en esta coyuntura. 

Cuándo empezó el desequilibrio del dólar, los préstamos y los plazos fijos no habían mermado. ¿Cómo es la situación actual después tres meses de devaluación de la moneda nacional? 
Nosotros, dado el contexto, lo seguimos diariamente a la base de depósitos tanto mayoristas como retail en las sucursales. Por suerte, los depósitos no solo no bajan sino que han subido bastante. A la suba del tipo de cambio también se sumó una corrida que tuvieron los fondos comunes de inversión y toda esa plata fue al sistema financiero, no fue a las cajas de seguridad ni al colchón y por ahora se quedó ahí. 

¿El sistema financiero se puede resentir ante este contexto económico?
El sistema financiero está solvente tanto en pesos como en dólares; te diría que como hay baja actividad, hay caja como para actualmente ir devolviendo depósitos. Nosotros diariamente los seguimos y no vemos que la gente, salvo casos aislados, esté comprando dólares y llevándolos a las cajas de seguridad.

En la crisis del 2001 los grandes inversionistas comenzaron a retirar sus depósitos monetarios de los bancos y, en consecuencia, el sistema bancario colapsó por la fuga de capitales. ¿Estamos lejos de esa situación?
Es realmente otra situación. En términos de solvencia y solidez, hoy el sistema financiero está mucho más blindado que en el 2001. Claramente hay menos instrumentos y mucho menos apalancamiento, yo no me preocuparía en ese sentido.

¿Qué va a pasar con las Lebac? El Gobierno anunció que iba a desactivarlas hasta fin de año pero lo que se presupone es que se van a ir al dólar. 
Van a seguir manteniendo el programa de ir desactivando las Lebac. Parte de eso está pasando a letras de corto plazo que tienen un programa de renovación mucho más espaciado y parte a lo que son la Letes en pesos y en dólares. Más allá de la histeria de estos días, yo te diría que de fondo lo que el mercado y la sociedad esperan es que el Gobierno y la oposición se sienten a hablar y tengan un plan conjunto como para bajar el déficit y ordenar la economía. No es una cosa que pueda hacer solo el Gobierno, necesitan de todos los jugadores parlamentarios.
.
.
.
.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...