Tabacaleros: "La Nación nos  quiere repartir las sobras"

Dirigentes salieron a desmentir las versiones que indican soluciones al cobro del Intercosecha para todos los beneficiarios del Valles de Lerma y del Valle de Siancas.

Como se recordará, la Nación recortó en un 40% los fondos destinados al programa de asistencia económica para los trabajadores de la actividad primaria y la preindustria del tabaco. Esta ayuda también bajó para los obreros de la vid, la alimentación, el azúcar y el sector citrícola.

La primera producción percibe una ayuda económica no remunerativa de $2.300 mensuales durante el receso estacional; sin embargo, los 20 millones de pesos de recortes impactarán de modo gradual a todos los empadronados.

Es decir que podrán cobrar todos los empadronados pero no la cantidad de meses estipulados "de acuerdo a las calificaciones de cada beneficiario".

"Algunos dirigentes y políticos salieron a anunciar que estaba todo solucionado, sin saber la realidad de esta enmarañada trampa a las que son sometidos nuestros trabajadores. Se achicó el presupuesto, por lo tanto hay menos dinero para una masa de trabajadores más grande. Esta es la realidad, no es otra, cobraran todos, pero menos meses de beneficio", contó Ernesto Ojeda, dirigente de la Asociación de Trabajadores Rurales y Estibadores de Salta (Atres).

Con papeles en mano, junto a Javier Pérez, del Sindicato de Obreros del Tabaco, y Gabriel Reartes también de Atres, dialogaron con El Tribuno en la sede del gremio de los trabajadores en Rosario de Lerma.

"Nos están repartiendo las sobras; es como decirnos: "Esto es lo que hay, y vamos a tener que repartirlo entre todos'", acotó Pérez.

Y sostuvo que "el anuncio de algunos dirigentes y medios relacionados con el Gobierno nacional acá en Salta fue claramente tendencioso".

Sucede que la semana pasada, ante la ola de críticas que llegó hasta el Congreso de la Nación, se anunció como un hecho el cobro de todos los beneficiarios del Intercosecha.

Son alrededor de 9.500 personas, en donde están incluidos, los 6 mil beneficiarios que no pudieron cobrar ningún mes el monto de 2.300 pesos que estipula el programa.

La caída del cobro para varios miles de trabajadores provocó semanas atrás, manifestaciones y hasta amenazas de presentaciones judiciales. Pero esta nueva trama de ajustes y contrastes del cobro promete un capítulo nuevo de reclamos y duras protestas.

Los dirigentes gremiales mantuvieron ayer una reunión con funcionarios del Ministerio de Trabajo de la Nación en la capital provincial.

Pero antes de asistir indicaron respecto de la gradualidad del cobro que "el beneficio corre desde mayo hasta agosto, al sector de obreros del tabaco en el campo, y de agosto a noviembre a los trabajadores de la preindustria. Son en general cuatro meses de cobros para cada sector, ahora con los recortes, quieren bajar a dos meses. Así van a cobrar todos, está claro, a nadie se les quita el Intercosecha, pero serán menos meses de percibir el subsidio", explicó Ojeda.

Como se recordará, las exigencias para disimular los ajustes llegaron con pedidos de cinco meses de registración y no tres, como figura en la resolución original de los requisitos para obtener el subsidio.

Pero justo se dio en un año en que persistentes granizadas disminuyeron notablemente la cantidad de hectáreas plantadas y, obviamente, la cantidad de días trabajados por cada peón. Y lo mismo pasó en los acopios, donde la actividad languideció como nunca antes.

Aunque de forma extraoficial se anunció que todos cobrarán el Intercosecha, los dirigentes adelantaron a El Tribuno que "las presentaciones judiciales estarán en curso esta semana, y que se sumarán nuevas protestas en diferentes puntos de la provincia".

"Estos ajustes son un mensaje político para los trabajadores en general. Ellos (Nación) saben muy bien que no es un subsidio el Intercosecha, es un derecho adquirido por haber trabajado en una producción con características cíclicas. No es de extrañar, que se depositó en tiempo y forma los dineros del FET (Fondo Especial del Tabco) para los grandes productores y a los trabajadores del campo nos achican los montos de una ayuda económica de apenas 2300 pesos", dijo Ojeda.

Y remarcó que estas medidas propician el trabajo en negro en los campos "al cobrar algunos meses este subsidio, cuando el patrón los quiere registrar, el trabajador no acepta, porque teme perder este subsidio, en los meses que no tiene trabajo. Esto no lo dice nadie y el Ministerio de Trabajo no lo controla. Apenas tenemos un 50 por ciento de trabajadores del campo registrados en esta zona de la provincia".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...