Arman una colecta para ayudar al  policía herido en un piquete

"Siento un ardor, me sale mucha sangre", esas fueron las palabras de Felipe Juárez, el cabo que presta servicios en el Cuerpo de Infantería de la Policía de la Provincia y que recibió dos disparos de arma de fuego, uno en el rostro y otro en el brazo, la noche del martes cuando la fuerza intentó desalojar la ruta.

En la tarde de ayer, luego que fuera estabilizado en la clínica San Antonio de Tartagal, se aguardaba un vuelo sanitario para trasladarlo a Salta a un centro de mayor complejidad.

El comisario Juan Ramón Miranda, jefe del operativo de desalojo, al referirse a lo sucedido precisó que "la noche del martes registramos que había un impacto de arma de fuego en uno de los móviles y minutos más tarde resultó herido un personal policial".

"Por ese motivo nos retiramos de la ruta (el tránsito permaneció cortado toda la noche) para evitar males mayores y no repetir lo que en la zona sucedió años antes con muertos en la ruta. Los referentes sabían cuál era el motivo por el que nos retirábamos", relató el jefe.

Miranda precisó que después de las 20 del martes todo era confusión en la ruta al punto que entre ellos algunos piqueteros se tomaron a golpes de puño porque algunos querían hacerle caso a Rearte y liberar el tránsito mientras que otros se oponían. Fue ahí, cuando un grupo volvió a la ruta y se produjeron los disparos que impactaron en el cabo Juárez.

"En el lugar -precisó Miranda- se encontraba el presidente del Concejo Deliberante de Mosconi y al ver el cariz que tomaban los acontecimientos decidió retirarse", recordó Miranda.

Y relató que "con el jefe de UR4 nos encontrábamos a unos cuatro metros del efectivo que primero sintió un ardor y después se dio cuenta que había recibido un disparo en el rostro. Allí mismo tomé la decisión de dejar la ruta porque si había armas de fuego, la situación podría haber sido mucho peor. Si seguíamos tratando de que liberen la ruta cualquiera de nosotros podía resultar con un disparo en la cabeza. En ese momento pensé que había que resguardar la seguridad de todos, no solo del personal policial".

Ayer se supo que la gente comenzó a hacer una colecta para ayudar al policía herido.

Intento de homicidio

El comisario Miranda relató por último que ayer a la mañana un grupo de encapuchados tomó un ómnibus y el camión cisterna y pretendieron incendiarlo.
“Están siendo todos identificados. La carátula que el juez le puso a la causa es de intento de homicidio”, detalló. 
“Creo que la ingesta de alcohol los puso corajudos y pasaron por encima de Rearte. No se ordenó ninguna detención hasta el momento. Lamento lo que se difundió en las redes”, dijo.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...