Amigos de Efeta renovaron su contrato con la solidaridad

Los profesores de la Escuela Nº 7044 Bilinge para Niños Sordos e Hipoacúsicos Efeta estuvieron vendiendo hasta último momento las pecheras de la ya tradicional bicicleteada para recaudar fondos para la institución educativa.

"Calculamos que vamos a vender al menos 3.500 pecheras aproximadamente. Lo mismo a esos datos los vamos a tener recién para más adelante", dijo Miriam Elizabeth Toledo, directora de la institución.

La cita fue ayer a la mañana, en las instalaciones del parque Bicentenario, con un calor que precalentó los motores rápidamente.

Los profesores Fernando, Pablo y Juan Pablo fueron los encargados del precalentamiento a las 10 aproximadamente. Con paraguas para el sol, baile, alegría, mucho color y algunas payamédicas presentes la prueba atlética se largó a las 10.30, aproximadamente.

Gran cantidad de personas solidarias más toda la comunidad educativa dijeron presente en esta edición número 26 de la ya agendada movida atlética que es calificada de familiar y solidaria.

"El objetivo que tenemos para esta edición es recaudar fondos para continuar con las obras de cerramiento de la galería y poder así agrandar el comedor de la escuela. Además queremos colocar aire acondicionado en las salas y comprar pizarrones laminados para utilizarlos con fibrones", dijo Toledo. Las pecheras costaban 50 pesos y con eso se accedía a sorteos de electrodomésticos y algunas sorpresas también.

Chicos con bicicletas con rueditas, las nenas en infaltables rollers, pelucas de colores, ropa muy colorida de gimnasia, papás en bicicletas muy grandes, el infaltable Gastón Galíndez, perros salchichas, Trinidad que llegó con Jerónimo que tenía una hermosa correa y casi todas las profesoras, los docentes, los alumnos y los familiares de los estudiantes partieron de la meta apoyados por la gente que en los costados extendía las dos manos al cielo moviéndolas frenéticamente. "Son aplausos en el lenguaje de señas", dijeron los profesores a la gente de prensa que llegó hasta el lugar.

"Esto no es un carrera", dijo una y mil veces la directora Toledo. "Es una movida solidaria en donde todos están incluidos, donde se disfruta de este ambiente, de los 3,5 kilómetros de recorrido y en donde todos compartimos", concluyó.

En el medio del pelotón de arranque estaba Tomás, que tiene 16 y es estudiante de la institución, con una curiosa tricicleta. Estaba muy ansioso y nervioso. Sin embargo, a su lado estaba con su bicicleta su hermano Santiago, quien explicaba el funcionamiento de ese novedoso medio de transporte.

"Esta es una bicicleta especialmente construida para Tomás. Se la hicieron en Buenos Aires y con ella puede ir a donde quiera", dijo Santiago mientras ambos posaban para los fotógrafos.

"Si bien nosotros hacemos estas movidas solidarias siempre falta algo y es por eso que nuestras puertas siempre están abiertas para quien quiera venir a visitarnos e interiorizarse de las acciones que nosotros realizamos. Tenemos una matrícula de 70 niños y niñas en la escuela primaria, además tenemos el servicio de estimulación temprana, el servicio de audiología y el de inclusión. Se debe decir que en audiología tenemos una aparatología única en todo el norte del país y para estudios de otoemisiones. Entonces queremos seguir mejorando y es por eso que apelamos a la solidaridad de nuestros vecinos", dijo la "dire" Toledo.

La directiva realizó una serie de agradecimientos. Saludo "al Instituto de Salta, Swiss Medical, la Secretaría de Turismo de la Provincia, la Secretaría de Deportes de Salta, Hugo Sonidos, el parque del Bicentenario, el Gobierno de la Provincia, a la Cámara de Diputados de la Provincia, a Nivel Seguro, Osvaldo Postigo, al intendente de Campo Santo Mario Cuenca, a corralón El Obrero y a la Fundación Creciendo".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...