Temen carencia en la cobertura de diabéticos y celíacos

Un paso para adelante y dos para atrás, así se sienten los padres de niños con diabetes tipo 1 que lograron sumar la tecnología al control de la glucemia en sus hijos. Hace cuatro años atrás pensar que un pinchazo cada 15 días y la colocación de una sensor podían brindar la información necesaria para mantener los niveles de glucemia en valores normales, parecía un sueño. Sin embargo la tecnología llegó para quedarse y ayudar a que los niños con diabetes tengan una mejor calidad de vida.

Hoy las idas y vueltas económicas del país hacen peligrar ese bienestar. Desde la fundación Juntos a la par, Rossana del Frari destacó que los niños que tienen obra social, en muchos casos por recomendación médica, lograron acceder y colocarse la bomba de insulina. Pero este sistema cuenta con una equipo de apoyo, que son los sensores. Un sensor tiene una duración de una semana, un pack de ellos, trae cinco, y tienen un costo de 29 mil pesos. En el caso de Rossana del Frari, su hija cuenta con obra social e implementa esta nueva tecnología. Sin embargo desde hace varias semanas, su hija no cuenta con los sensores.

Desde prensa del IPS destacaron que en el caso de la hija de Rossana del Frari, los sensores que se requiere para el control de la glucemia, se fabrican en una sola empresa en el país, ubicada en Córdoba. En diálogo con El Tribuno, Rubén Fernández Paz, prensa de la obra social, destacó que el pedido de los sensores para cubrir la atención de tres meses de esta paciente se realizó, pero en medio de la corrida cambiaria de la semana pasada.

Desde el miércoles de esta semana, el precio de la divisa norteamericana se mantiene entre los 37 y 38 pesos, mientras que la semana pasada llegó a pisar los 43 pesos. Es a esta inestabilidad económica a la que hace referencia el encargado de prensa del IPS, y que sería el motiva central por el que los sensores para medir la glucosa en pacientes con diabetes tipo 1, no se puedo adquirir.

"Las empresas proveedores empezaron a especular con las entregas y los precios. Sobre un total de 15 sensores, nos dijeron que solo se podía hacer la licitación por 10 y al final solo nos adjudicaron 5", expresó Fernández Paz. Finalmente desde el IPS lograron cerrar la licitación y la empresa proveedora había confirmado que este sábado 8, la paciente recibiría los sensores.

Además de la hija de Rossana del Frari, el IPS provee de estos sensores a otros pacientes, por lo que para poder cubrir este faltante hasta que la empresa proveedora envié el pedido, se gestionaron artefactos prestados, según lo expresado por la madre de la niña y el IPS.

Desmienten deudas

"El IPS no está negando los suministros para la mayoría de los pacientes pero tenemos casos específicos con estas problemáticas. Además, debo desmentir que la obra social tenga deuda con los proveedores, como habría expresado el mismo proveedor a los beneficiarios de esta obra social", expresó el encargado de prensa de la entidad. Desde la fundación Juntos a la par DBT1 destacaron que lamentablemente se tuvo que recurrir a una presentación judicial que realizó el abogado Gonzalo Guzmán el pasado 5 de septiembre.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...