"La gente se deja llevar por su fe, pese a los problemas de la Iglesia”

A cinco días de una nueva renovación del Pacto de Fidelidad, salteños y visitantes entran a la Catedral Basílica de Salta para vivir un momento de paz y oración, pese a los sucesos que sacudieron a la Iglesia Católica como los casos de abusos sexuales, o las apostasías que se dieron en el último tiempo. El vicario cooperador de la Catedral, Lucio Ajaya, quien coordina el milagro salteño, habló con El Tribuno de este tema y de algunos detalles organizativos a tener en cuenta en estos días. 

¿Cómo se preparan para esta procesión?
Estamos trabajando bastante, venimos con reuniones desde mayo pasado. Hemos trabajado con el Gobierno de la Provincia, el de la ciudad y otras entidades no gubernamentales, que también tienen son parte del Milagro. Estamos en el tramo final porque nos acercamos a la recepción de los peregrinos: el 12 arriban la mayoría de los que vienen de Santa María (Catamarca) y de los Valles Calchaquíes, como Seclantás y Molino. El 13 llegan los ciclistas y peregrinaciones antiguas como Cachi y San Antonio de los Cobres. Y el 14 arriba la mayoría de los caminantes. 

¿Cuántos peregrinos se espera este año?
El año pasado teníamos 133 peregrinaciones registradas y este año hay 155. La gente puede visitar el sitio web de la Catedral y puede ver que allí está registrada la cantidad que esperamos: más de 70.000 peregrinos. Estos registros salen por los mismos organizadores de los distintos pueblos que nos dicen los números y nosotros lo sumamos. 

¿Afectará al Milagro las dificultades que atraviesa la Iglesia actualmente?
No sé si aumentará (la cantidad de fieles), pero sí puedo decir que en el caso de las peregrinaciones nosotros hemos observado un incremento, quizás en la procesión se dé un aumento o no, depende también del clima. Si es verdad que estamos atravesando un momento complejo, por ejemplo el tema de la apostasía, el dolor de la gente por la credibilidad de la Iglesia que está afectada en estos momentos. Pero lo que observamos en el rezo de la novena es un incremento de personas, sobre todo los primeros días y en los fines de semana. Yo creo que la gente a pesar de las dificultades que observa en la Iglesia, se deja llevar sobre todo por su fe en Dios. 
Hoy en día, como están las cosas, la gente busca más a Dios. Doy gracias que no se tiene, en definitiva, en cuenta tanto lo que podemos decir “el escándalo” que generamos nosotros como ministros de la Iglesia. Eso no es motivo para que ellos se alejen o tomen distancia porque creen sobre todo en Dios. Es llamativo y es un voto de confianza para la Iglesia, tenemos que corregirnos y revisar muchas cosas.

En la procesión del día 15, cambia algo o será el mismo recorrido...
Hemos mantenido este recorrido por 10 años. Hay que decirle a la gente que si quiere seguir las imágenes tiene que ubicarse en los accesos. El acceso número uno es de la Virgen del Milagro y se encontrará en la calle España y Zuviría. Para ir con el Señor del Milagro, se accede por avenida Belgrano y calle Zuviría. El tercer acceso es en la intersección de las avenidas Sarmiento y Belgrano. La gente que quiera hacer la procesión tiene que hacerla por esos accesos, porque hay personas que se colocan en los bordes, justamente en las veredas. Esta forma de organización se ha mantenido por años y la gente está acostumbrada. 

¿La gente sigue usando el formato papel para leer la novena o usa aparatos electrónicos? 
Si uno se sienta un rato a observar, ve de todo. Hay jóvenes que tienen la novena de su abuela, papá o mamá. Son esas ediciones que no vienen más y están amarillentas, pero que se usan. Como así también hay quienes la tienen digital, van a la página de la Catedral y la utilizan. También está para los chiquitos “La novenita del Milagro” ese es un texto distinto.


 

Mirá aquí el documental de El Tribuno que se centra en la movilización de los peregrinos del Milagro: 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...