Un motochorro fue perseguido y  atrapado luego de asaltar a una joven

La señora Rivero caminaba junto a su hermana por inmediaciones de la avenida Ragone del barrio El Parque, a la altura de la salida del barrio Círculo III, cuando sintió que alguien se acercaba velozmente. Antes de darse vuelta para despejar la incertidumbre, un hombre -más bien joven- le arrancó la cartera de símil cuero que llevaba cruzada desde su hombro izquierdo. Un típico asalto a través de la modalidad "motochorros", el sujeto salió corriendo y luego trepó a una moto donde lo esperaba su cómplice. El peligroso hecho fue alertado por la damnificada y efectivos del Sector 7 "A" protagonizaron una espectacular persecución por la ciudad.

En menos de 24 horas personal de dicho sector había accionado en contra de dos conocidos dealers, los hermanos Lazarte, en el barrio Pablo Saravia y zonas lindantes, quienes fuertemente armados amedrentaban a los vecinos y se dedicaban a distribuir droga. Ayer, cerca de las 15.30 las patrullas 1.000, 886 y 1.377 fueron alertadas sobre lo ocurrido con los dos motochorros y salieron hacia el lugar señalado. Al cabo de algunos minutos, la patrulla 1.000 informa al Centro de Coordinación Operativo (CCO) que habían observado a los sospechosos y estaban por comenzar la persecución. En ese momento habían ingresado al barrio 26 de Marzo y fueron divisados en la intersección de calles Mansilla y Esteban Echeverría.

Tras desaparecer por algunos segundos de la vista de los uniformados, los motochorros decidieron separarse. Uno se dio a la fuga con destino a la "ranchada", término que suele utilizarse en la jerga y ambiente delictivo, mientras su compañero siguió escapando a bordo de la moto. Al notar nuevamente la presencia policial el motochorro aceleró a toda velocidad la enduro, personal policial pidió apoyo y al menos 12 móviles se trasladaron a la zona. El asaltante cruzó a máxima velocidad la avenida Felipe Varela con dirección al barrio Ampliación Libertad, en la Manzana 603 por motivos que se desconocen, perdió el control de la moto y cayó tendido. Lejos de darse por vencido, siguió la huida a pie abandonando el rodado. En ese momento además de las patrullas del Sector 7 "A", se sumó el apoyo del Sector 8.

Sin mucho más por hacer, el motochorro fue alcanzado por los motoristas y aprehendido, identificado con el apellido Herrera y mayor de edad. De inmediato fue trasladado a la comisaría de San Remo, donde quedó a disposición de la Fiscalía y Juzgado penal de turno. El otro motochorro, compañero de ilícitos de Herrera, es intensamente buscado por las fuerzas de seguridad de la provincia.

Descripción del ladrón

Las características aportadas por la damnificada fueron de gran valor para los motorizados que salieron en la búsqueda de los motochorros. Tras el violento asalto, la víctima denunció en ese momento que uno de los ladrones tenía tez trigueña, contextura más bien delgada, color de pelo negro y una altura aproximada de entre 1,60 o 1,65 metros. Según las descripciones, vestía una remera de color negro estilo deportiva con rayas blancas en la parte del hombro. Llevaba un pantalón deportivo negro con rayas blancas a los costados.

Se trata de acciones que vienen dejando a varios delincuentes en manos de la Justicia. El fin de semana motochorros, descuidistas, arrebatadores y ladrones fueron perseguidos y hasta enfrentados por los de azul, los hechos se registraron en el barrio Pablo Saravia, con la captura de los hermanos Ñoño y Chala; en el barrio Libertad y también en el interior, Colonia Santa Rosa, donde dos jóvenes de 20 y 24 años fueron detenidos en el B§ Medalla Milagrosa.

Acción de extrema violencia    

 El asalto a través de la modalidad “motochorros” suele ser un atraco de extrema violencia. A veces los asaltantes llevan a cabo su cometido a bordo del vehículo, sin bajarse de la moto, lo que conlleva un peligro aún mayor. La otra forma es la que desplegaron ayer por la tarde Herrera y su cómplice, uno se baja de la moto, sorprende a la víctima y le arranca la cartera con violencia, poniendo en riesgo la integridad de la mujer, luego sale corriendo para trepar al rodado.    
La cartera que logró llevarse el motochorro ayer tenía en su interior un celular marca Moto G, táctil color negro con funda lila, una tarjeta de débito del banco Macro, otra de Saeta, una billetera con tres compartimentos de color gris con flores donde llevaba un billete de $500 y dos de $100, documentación personal y un cuaderno chico, entre otras cosas. Además de buscar intensamente al otro motochorro, los efectivos también intentan recuperar la cartera.    
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...