Legisladores salteños celebraron la marcha atrás en el recorte a las asignaciones

Cuando a principios de julio el Gobierno nacional anunció que recortaba las asignaciones familiares y que la medida implicaba que se dejaba de pagar el plus por zona desfavorable, los sectores más vulnerables afectados por las medidas dirigieron todas sus esperanzas a que se trate de otro caso de medidas a prueba y error de la administración Cambiemos. Y lo fue.

Ayer se publicó en el Boletín Oficial el decreto mediante el cual el presidente Mauricio Macri finalmente restituyó los beneficios de asignaciones familiares en la Patagonia y el Norte del país.

Varios legisladores nacionales salteños que habían promovido proyectos de ley y que habían participado en reuniones con funcionarios del Gabinete para intentar torcer el rumbo de la ahora caída decisión presidencial celebraron ayer la nueva marcha atrás del Gobierno nacional.

En diálogo con El Tribuno, el diputado nacional por el Partido Justicialista, Javier David, manifestó que el sector que integra viene trabajando "desde hace más de 30 días, cuando se conoció la intención del recorte, y le hemos planteado al Gobierno, creo que con suficiente firmeza, la necesidad de volver atrás esta medida que era injusta y que afectaba a los que menos tienen en zonas desfavorables".

"En el caso de Salta -indicó- afectaba a lugares como Orán San Martín, Iruya, San Antonio de los Cobres, es decir lugares donde realmente estas asignaciones venían a ser no solo en cada familia una ayuda sino también en el movimiento económico de cada lugar".

"Por suerte el Gobierno volvió para atrás y creo que se enmarca en esta discusión que estamos teniendo donde, por la crisis que vive la Argentina, lo único que no se pueden tocar son los fondos sociales", sentenció.

En la misma línea, Pablo Kosiner, presidente del Bloque Justicialista en la Cámara de Diputados, recordó que "desde el primer día que el Presidente emitió este decreto advertimos que se estaba dejando sin efecto una de las pocas políticas diferenciales que había en la Argentina para tratar de tener en cuenta la situación especial de las zonas menos desarrolladas".

"Por suerte el Presidente, creo, que se dio cuenta de que era un error y que no se podía especular con este tipo de contención social y dejó sin efecto ese decreto", rescató Kosiner, y consideró que "lo cuestionable es que se ha generado mucha preocupación y mucha incertidumbre en miles de argentinos que reciben este beneficio y que pensaban que no iban a tenerlo más; entonces me parece que el Gobierno antes de tomar este tipo de medidas que perjudican a los sectores más vulnerables tiene que reflexionar más, no seguir con este sistema de prueba y error y rectificación de medidas que generan mucha incertidumbre y mucha inseguridad. El Gobierno no puede abusar de este mecanismo".

Indicó además que la situación era aún peor "si se mira el contexto general de la economía argentina, donde se estaba dejando sin este tipo de ingreso, que tampoco es la barbaridad pero que afecta a miles de argentinos en un contexto donde su poder adquisitivo cada vez pierde más valor porque tiene una inflación proyectada de más del 40 por ciento y encima le disminuían los ingresos a los sectores más vulnerables; estaban condenándolos a vivir situaciones aún peor".

"Entonces el contexto de la economía jugaba más en contra de la razón de esta medida y esto es lo reclamamos desde el comienzo", evaluó.

Por su parte, el representante salteño por la Unión Cívica Radical-Cambiemos, Miguel Nanni, destacó la decisión adoptada por el presidente Macri. "Me parece muy positivo", afirmó a este diario y agregó: "Cuando el Presidente decidió rebalancear las asignaciones familiares en algunos distritos del país y en Salta había algunos afectados que iban a sufrir una quita en sus asignaciones decidimos proponer otras alternativas".

"Más allá de pertenecer al mismo riñón que el Gobierno, antes que diputados del oficialismo somos de nuestras regiones y salteños, y por eso presentamos un proyecto de ley con varios legisladores de Salta y la Patagonia y, por suerte, el Presidente tomó nota de eso y retrocedió en la medida", resaltó Nanni, e insistió en que es "muy positivo, sobre todo en esta época en que las dificultades económicas se están haciendo sentir y, decirle a un padre de familia que encima iba a tener menos ingresos, no era saludable".

Finalmente, Alfredo Olmedo, del partido Ahora Patria, afirmó: "Yo fui muy claro en el Congreso de la Nación, sobre todo en nuestra zona de frontera donde el Estado queda ausente, el narcotráfico dice presente. Entonces, curiosamente el Estado ausente en los lugares que más se lo requiere no puede ser reemplazado por el narcotráfico, sobre todo en la zona de frontera".

"Me parece bien que hayan retrocedido, lo que no estoy de acuerdo es que no se puede hacer prueba y error; hay que conocer la problemática del país", fustigó.

Para cerrar, manifestó que "no se puede vivir probando con la gente, no somos una pista de pruebas la sociedad, somos una república".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...