La violencia  psicológica, la principal denuncia entre  familiares

Por lejos, la violencia psicológica es el hecho más recurrente en las causas que se iniciaron el año pasado por violencia familiar. Aunque en varios casos se suman ataques físicos, la mayoría de las víctimas acude a las comisarías o a las oficinas judiciales por humillaciones, insultos y otros maltratos sin golpes. Las mujeres son las principales víctimas.

Ayer, el Poder Judicial dio a conocer las estadísticas del 2017 de toda la provincia. Los hechos de violencia psicológica denunciados llegaron a 10.596, un 65 por ciento por encima de las agresiones físicas, que totalizaron 6.393. En cada causa, remarcaron desde la Justicia, puede haber más de un hecho violento.

En los expedientes constan 496 acusaciones de violencia económica y patrimonial, 352 de ataques sexuales y hay unos 7.730 sin especificar.

Teniendo en cuenta todos los tipos de agresiones en contextos familiares, en todos los distritos judiciales hubo 44 causas por día. En total, se asentaron 16.195 causas, de los cuales 9.788 fueron iniciadas en el distrito Centro (Salta capital y alrededores); 1.270, en Metán; 1.362, en Orán y 3.775, en Tartagal.

Los registros oficiales expone que las causas por violencia familiar desde el 2013 se redujeron. En ese período se registraron 21.435 casos sumando los cuatros distritos. Durante 2014, esa cifra bajó a 18.922, logrando una disminución significativa. Aunque la tendencia continuó durante 2015, 2016 y 2017, la cantidad de causas se plantó entre los 16 y 17 mil.

En una misma causa, por cierto, puede haber más de una persona afectada. De las 23.867 víctimas que se registraron, 17.277 fueron mujeres, lo que representa un 72% del total. Entre los hombres, se registraron 6.590 víctimas.

El segmento que aparece en una mayor situación de vulnerabilidad corresponde a mujeres adultas de entre 22 y 39 años que agrupa el 38%, mientras que los restantes grupos etarios arrojaron los siguientes porcentajes: de 40 a 49 años 11%, 50 a 59 años 5%, 60 a 74 3% y mayores de 74 1%.

Otro segmento que mostró un gran número de víctimas es el de los niñas y adolescentes, desde la primera infancia hasta los 21 años, y representaron un 21%. Otro 21% corresponde a franjas de edad sin especificar.

En el distrito Centro, la franja de edad que va desde los 22 a los 39 años, en víctimas mujeres, representó el 41,07%.

Este año, se presentaron dos proyectos para lograr mayor protección para las mujeres víctimas de violencia, de autoría de las diputadas Bettina Romero y Silvia Varg. Ya tienen media sanción de Diputados y pasaron al Senado.

El proyecto de Varg incorpora a la ley 7.403 de protección de violencia familiar un acto judicial para otorgar una mayor protección y resguardo a las víctimas.

La medida dispone que en todos los casos en que cese la eventual privación de la libertad del agresor, cualquiera sea el estado del proceso, el juez o tribunal que así lo disponga "deberá comunicar inmediatamente la resolución adoptada a la víctima". Además, también se deberá notificar la resolución al Juzgado de Violencia Familiar y de Género que eventualmente haya intervenido.

Por su parte, el proyecto de Bettina Romero busca incorporar en la ley 7.403 la atención especializada en la Policía, para "tal fin se deberá disponer en cada comisaría, subcomisaría o dependencia que reciba denuncias por violencia de género o intrafamiliar, de personal policial altamente capacitado en el tema durante todos los turnos para recepcionar y tratar adecuadamente la denuncia y contención de las víctimas".

Memoria del Poder Judicial

El documento que se difundió ayer contiene toda la información sobre el trabajo realizado en 2017 por la Corte de Justicia de Salta, los tribunales y dependencias judiciales; a partir del nuevo Plan Estratégico III, que contempla objetivos hasta 2027. 
La memoria incluye estadísticas precisas de denuncias recibidas, causas iniciadas y resueltas de todos los fueros; entre otros datos de interés.
El informe del Poder Judicial de Salta permite conocer el avance de los objetivos planteados por la Corte de Justicia de Salta desde la presentación de la tercera versión de su Plan Estratégico. 
Un capítulo aparte se destina a la Oficina de la Mujer (OM) y los espacios de formación, sensibilización y capacitación de recursos humanos del Poder Judicial; además de la Oficina de Violencia Familiar y de Género, que deriva las denuncias a los juzgados específicos, además de supervisar el seguimiento de los casos y derivar a otros organismos del Estado a las víctimas que requieren asistencia interdisciplinaria. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...