Caen viajes al exterior y las low cost impulsan al turismo local 

La tormenta del dólar también arrastró a las agencias de viaje, y viven momentos de incertidumbre. Desde el sector señalan una fuerte baja que llega hasta el 50 por ciento en las consultas y ventas para las vacaciones de verano. Sin embargo, la devaluación favoreció a las agencias receptivas que son la contracara de un panorama donde la inestabilidad apela a diseñar nuevas estrategias comerciales para salir de la crisis. Se plantean dos caminos de salida para las agencias de turismo salteñas: incentivar destinos nacionales o reconvertirse al turismo receptivo de extranjeros. 

“Tanto las consultas como las ventas cayeron en un 50 por ciento. Bajó abruptamente el turismo emisivo, estamos preocupados, normalmente en esta época la gente ya pensaba qué hacer en enero”, se lamentó Federico Norte, propietario de Norte Trekking. Por su lado, el representante de la Asociación Salteña de Agencias de Turismo (Asat), Gustavo Di Mecola, confirmó los alarmantes números y acusó a la “incertidumbre del dólar” como principal responsable.

La situación aleja cada vez más a los salteños que incluso evitan las consultas sobre posibles destinos para el verano. “En esta fecha ya se acercaban y compraban. Pero ahora, con el dólar a cómo está, la gente no está comprando ni consultando, están como asustados. Bajó muchísimo”, contó Lucía Chibán de Abaco, una de las agencias referentes de viaje emisivo. 

El salto de más del cien por ciento que sufrió la moneda estadounidense desde principios de año que comenzó con $18,76 y ahora roza los $40 llevó a buscar una reactivación del turismo interno. El Observatorio Económico de Agencias de Viajes de la República Argentina realizó un relevamiento durante el Congreso Anual de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo, y señaló que “el 75,6% de los agentes de viajes encuestados espera un crecimiento del turismo nacional para los próximos meses del año. La situación nacional se replica a nivel local.

Destinos nacionales

Ante la inestabilidad que en las últimas semanas se volvió casi diaria, el verano se vuelve cada vez más incierto, por lo que garantizar las vacaciones en moneda nacional es una de las pocas alternativas que por el momento se vislumbran. 

“Lo que trata de hacer el argentino es programar sus vacaciones en pesos, con la inestabilidad no sabés a cuánto estará el dólar en el verano. Si vos de última programás tus vacaciones... si el destino es nacional, garantizás al menos que sea en pesos”, afirmó Lucía de Abaco. Desde esta agencia señalaron que los destinos más frecuentes consultados por los salteños solían ser principalmente el Caribe, en segundo lugar Brasil “porque piensan que es más barato”, y Chile. Pero esos destinos cambiaron, “respecto al Caribe y Estados Unidos, no tiene absolutamente nada que ver en comparación con el año pasado”, aseguró Norte. El propietario de Norte Trekking indicó que aún no consiguen cerrar paquetes porque “la gente no sabe qué hacer” ante los constantes cambios de tarifas. Aunque indicó que “están habiendo consultas para dentro del país como Ushuaia, la Patagonia que es un destino caro, salvo por los aéreos que están en precio. También algo de Brasil y Perú por la conectividad aérea que tenemos”. Para el representante de las 160 agencias de viajes, se repuntaría a fin de año, donde algunos de los destinos nacionales que podrían ser los más elegidos serían Bariloche o Mendoza. “Antes tal vez iban a Chile o al Caribe y ahora vacacionarán en alguna costa argentina”, observó Di Mecola. 

Aldo Elías, presidente de la Cámara Argentina de Turismo y representante de la Asociación de Hoteles de Argentina, señaló que “Brasil tomó un peso más relevante y también se sumaron destinos de cabotaje para el verano como Mendoza, Calafate, Cafayate, Córdoba, cuando los mismos eran más consumidos en vacaciones de invierno o fines de semana largo”.

Di Mecola advirtió además que este sombrío panorama podría encontrar luz si se estabiliza el cambio, independientemente del techo al que llegue el dólar: “Cuando hay inestabilidad se frena todo, la inestabilidad del dólar asusta, pero por más que esté en 40, una vez que se estabiliza la gente comienza a planear y viajar”, aseguró. 

Dada así la situación, los alcances de la próxima temporada asoman en el mismo sentido que el actual. “Estamos desconcertados, no sabemos cómo va a venir la temporada próxima con este nivel de devaluación que tenemos”, se lamentó Norte.

Los favorecidos 

El impulso que recibió el turismo receptivo se vio reflejado en números oficiales. Hasta julio, el Indec registró una suba interanual del 6,9 % de arribos de extranjeros a raíz de la ventaja cambiaria. 

“Cuando hay devaluación las agencias receptivas se hacen más rentables para los que vienen del exterior, y los argentinos dejan de viajar al exterior, pero viajan por la Argentina porque está todo en pesos y con ofertas. Eso genera un movimiento interno de turistas, tanto extranjeros como nacionales. Las perjudicadas son las agencias emisivas que trabajan llevando argentinos afuera”, aclaró Di Mecola. 

Las aerolíneas low cost podrían ser un aliado para las agencias de turismo emisivo con sus jugosas ofertas para vuelos nacionales. La vuelta de la financiación en cuotas que estaba frenada desde la estrepitosa escalada del dólar, es otra herramienta a la que podrían echar mano. 

“Me enteré que muchas agencias de turismo emisivo van a empezar a instaurar de nuevo las cuotas, pero es de a poquito, y hay que ver si en esas cuotas hay un incremento, porque tal vez no sean cuotas fijas”, consideró el representante de las agencias de turismo. 

Para el turismo receptivo, la actualidad es buena, y si la devaluación persiste, las perspectivas son mejores volviendo cada vez más accesible las tarifas para el extranjero. Desde Turismo se busca posicionar a Salta como un destino internacional, donde se intenta cooptar a los turistas que tracciona Perú. Con este objetivo, hace algunas semanas funcionarios y comerciantes del sector mantuvieron una reunión con el embajador de Argentina en Inglaterra, “para traccionar más ingleses al norte porque para la mayoría, Sudamérica es Perú y la Patagonia, a nosotros aún no nos conocen”, informó Di Mecola. 

La estrategia se basa en apelar a la historia compartida entre Salta y Perú en cuanto al imperio incaico. Aunque la competitividad en vuelos le juega en contra a Salta, Perú tiene vuelos más baratos en los aéreos que llegan desde Europa. Los turistas que más llegan a la provincia son franceses, alemanes e italianos. 

“Se necesitarán cambios en las formas de pago”

Aseguran que el sector demanda modificaciones en el consumo. 

En Salta hay buenas perspectivas también para el turismo internacional. Mansilla

Carlos Eckardt, presidente de la Cámara de Turismo, analizó la situación en Salta y aseguró que el sector es uno de los pocos golpeados que cuenta con herramientas a las que recurrir para salir de la crisis. Aunque también advirtió que para paliar la incertidumbre se necesitan cambios en los comportamientos de consumo. 

“Las condiciones de pago tienen una alta tasa de financiamiento. Las herramientas de pago han dejado de ser viables y los precios en dólares son sustantivamente más altos, por lo que se ha fragmentado ese mercado y solo van a poder acceder aquellos que tengan la capacidad de pago o ahorro”, advirtió Eckardt.

Aunque por otro lado indicó que, al ser una actividad “cíclica y estacional”, están acostumbrados a los vaivenes y se mostró confiado en que el sector podrá emerger de la crisis, ya que es una de las “pocas actividades que va a tener soluciones paliativas”.

El turismo social, estudiantil, religioso y la reconversión del turismo emisivo a receptivo (varias agencias trabajan con ambas modalidades), son algunas de las alternativas a las que los comerciantes pueden recurrir, según Eckardt. “Dependerá cómo capitalicen esa oportunidad dentro de esas variables. Vamos a encontrar algún contrapeso. Las economías han sido golpeadas en todas sus formas y deberemos reconvertirnos como ha sucedido en otras oportunidades”, indicó. 

“En los años 90, con el dólar a 1 peso, sucedió a la inversa, toda la gente migraba y los receptivos tuvieron que reconvertir su forma comercial”, recordó para asegurar que “todos estamos ajustándonos el cinto y reprogramando nuestra actividad”.

Con una devaluación de 100 por ciento del peso, más una devolución del IVA del 21%, el país se vuelve un destino atractivo para el turismo extranjero. 

Pagos diferidos

Según analizó el representante del sector, el rediseño de nuevas estrategias comerciales no solo dependerá de los operadores de turismo, sino que también demandará cambios de conducta del consumidor. Los planes de financiación en largas cuotas sin interés se frenaron cuando se inició la devaluación del peso. Ante la incertidumbre, las formas de pago deberían modificarse para dar mayores garantías a corto plazo. 

Eckardt resaltó que los pagos diferidos se volvieron una costumbre, por lo que “hay que reconvenirlos y reconvertir la forma de comercializarlos. Si una empresa recibe un presupuesto en septiembre para enero, y no tiene un compromiso no solo en la consulta sino en el pago anticipado, no va a encontrar una tarifa estable. Mirar a 4 o 5 meses con las últimas novedades y las subas de combustible sin la posibilidad de un pago inmediato, evidentemente es complejo”, ejemplificó. 

Según se informó, no se habrían registrados despidos en el sector, salvo en “casos puntuales”. “Lamentablemente, tuvimos que entrar dentro de un ciclo del país a resignar nuestras utilidades y a priorizar realmente el valor de capital que es el recurso humano que nos acompaña”, aseguró Eckardt respecto a la protección de los puestos laborales que habrían estado llevando a cabo durante este tiempo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...