El Gobierno,entre reconstruir la  confianza y atender la emergencia

Para enfrentar la actual "emergencia" económica, el presidente Mauricio Macri anunció ayer un paquete de medidas que incluyen un aumento de impuestos a las exportaciones, una reducción "a menos de la mitad" de la cantidad de ministerios del gabinete nacional y un refuerzo de los planes sociales.

"Para cubrir lo que falta durante esta transición, que se ha transformado en emergencia, vamos a pedirles a quienes tienen más capacidades para contribuir, me refiero a aquellos que exportan en la Argentina, que su aporte sea mayor. Sabemos que es un impuesto malísimo, pero les tengo que pedir que entiendan, que es una emergencia y necesitamos de su aporte", afirmó Macri respecto del nuevo esquema de retenciones a las actividades agrícolas e industriales.

Durante un mensaje grabado de 25 minutos, que había sido anunciado para las 8.30 aunque comenzó más de una hora después, el Presidente señaló desde el Salón Blanco de la Casa Rosada que para recortar el gasto ordenó reducir el Gabinete "a menos de la mitad", por lo cual pasará de tener apenas 10 ministerios, más la Jefatura de Gabinete.

Así, los ministerios de Salud, Ambiente, Energía, Turismo, Trabajo, Agroindustria, Cultura y Ciencia y Tecnología se convierten en Secretarías de Estado: algunos pasarán a depender de Presidencia de la Nación y otros se fusionarán, mientras que el de Modernización fue eliminado.

Además, se confirmó la salida de Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, quienes no obstante seguirán trabajando dentro de la administración nacional, mientras que el hasta ahora ministro de Modernización, Andrés Ibarra, asumirá como nuevo vicejefe de Gabinete.

El nuevo esquema es el fruto de las intensas negociaciones que se desarrollaron el fin de semana en la Quinta de Olivos y apunta a dar una señal de ajuste, a poco del inicio de una nueva instancia de negociación para un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington y tras la disparada del dólar.

Sin dar mayores detalles de lo que luego sería confirmado por sus ministros, Macri sí reconoció que "con esta devaluación la pobreza va aumentar", por lo que anunció que su Gobierno otorgará "un refuerzo" económico a las personas que cobran la Asignación Universal por Hijo (AUH) en septiembre y diciembre. "Con todas las medidas que estamos tomando empezamos a superar la crisis, cuidando siempre más a los que más necesiten porque sabemos que con esta devaluación la pobreza va a aumentar", dijo el jefe de Estado. Y agregó que también se reforzarán "los programas alimentarios en todo el país para garantizar disponibilidad en los comedores y merenderos", y el programa de Precios Cuidados, "con especial foco en alimentos de la canasta básica".

"¿Creen que me hace feliz no darle los recursos a la gente que más lo necesita?", enfatizó Macri, y remarcó que su gobierno creyó "con excesivo optimismo que era posible ir ordenando las cosas de a poco pero la realidad nos mostró que tenemos que ir más rápido".

Sobre el cierre de su discurso, además, el Presidente afirmó que los últimos cinco meses fueron los "peores" de su vida "después" de su secuestro ocurrido en 1991 y apuntó contra sectores que "pronostican el caos para darnos miedo".

"Más que nunca tenemos que seguir juntos hacia adelante con la determinación de que sí se puede", apuntó el jefe de Estado y sostuvo que tiene "la fortaleza necesaria" para llevar adelante la gestión nacional.

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...