La semana pasada los Diputados de la Provincia de Salta se pronunciaron acerca de la reforma de la Ley de Educación que plantea la educación en "Perspectiva de Género" y "Nuevas Masculinidades".

Dichos términos generaron mucha controversia debido al desconocimiento del significado de estos y a los acontecimientos recientes que en Argentina arrastró divisiones ideológicas.

A partir del debate acerca de la legalización del aborto, la sociedad sufrió una grieta que generó la identificación de grupos "Pro Vida" y por otro lado de aquellos que consideraban oportuno despenalizar del aborto en cualquier circunstancia. Mucho se ha hablado del aborto, y lo cierto es que el debate, que mantuvo en vilo a la sociedad argentina, desnudó un sistema que no da respuesta, entre otras cosas, a la Educación Sexual Integral en las escuelas y al embarazo adolescente.

La problemática del aborto comenzó a ser debatido en las confiterías y en las propias familias dejando de ser un tabú, del que no se hablaba a "viva voz".

Nuestra sociedad comienza a colocar en agenda legislativa problemáticas sociales, antes impensadas, donde el papel de las instituciones escolares es de vital importancia para superar por ejemplo estereotipos de género. La escuela es un espacio privilegiado en la transmisión de valores y comportamientos naturalizados como así también como un factor de cambio para acompañar la realidad y fomentar la aplicación de derechos y libertades. Ahora se comienzan a tratar en los espacios legislativos estrategias concretas para combatir los asesinatos de mujeres por razones de género donde el machismo tiene mucho que ver y la educación también.

La educación en "Perspectiva de Género" y "Nuevas Masculinidades" tiene como principal estrategia trabajar en educar a mujeres y a hombres para que construyan relaciones saludables, alertando sobre comportamientos de todo tipo de violencia de género desde edades tempranas. Hablar de "Nuevas Masculinidades" significan romper con estereotipos que nos duelen como sociedad tanto a hombres como a mujeres. El papel de los hombres, según el estereotipo y la presión social de una sociedad con raíces machistas es el de ser aguerridos, violentos, fuertes, diligentes cabezas de familia ignorando todo lo que culturalmente está asociado a la feminidad. En este contructo cultural se vinculó a la mujer al cuidado de sus hijos y la familia, inferior y sumisa.

Pero estamos ante un fenómeno sociológico: este estereotipo del varón y la masculinidad están en crisis, cada vez son más los hombres que acuden a cirugías estéticas, que trabajan a la par de la mujer, cuidan de sus hijos, cocinan, se reparten las tareas del hogar y son promotores de permisos de paternidad. Sin embargo, la violencia de género es una muestra de que el hombre necesita seguir teniendo el control y la cantidad de muertes de mujeres por femicidios aún nos alerta de que como sociedad en la reproducción de nuestras construcciones sociales estamos fallando.

Algunos sectores arraigados al "patriarcado" (construido culturalmente durante tantos años) consideran que el proceso hacia la igualdad es una pérdida de poder, es una pérdida de privilegios y, por lo tanto, una merma en su identidad viril.

El debate sobre el aborto ha abierto la puerta para romper con el silencio hacia problemáticas sociales y para exigir que el Estado sea garante de derechos silenciados. La cuestión radica en dejar de lado una grieta que nada tiene que ver con el respeto hacia el otro.

En algunos discursos han buscado intencionalmente hacer creer que en las escuelas se va han dictar clases de orientación sexual y de feminismo, por eso es necesario trabajar desde una óptica que aclare que la "Perspectiva de Género" y "Nuevas Masculinidades" no pueden ser analizados como términos que dividen a la sociedad sino que aportan a la búsqueda de una sociedad igualitaria, donde se hable de la violencia de género y se ubique la mujer y al hombre en relación de igualdad de género, sí, por igual, ni más ni menos.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...