Brasil
Quién es Jair Bolsonaro, el "Trump brasileño"
Jair Bolsonaro es conocido por sus declaraciones abiertamente homofóbicas, machistas y racistas. 

Exmilitar, defensor de la dictadura brasileña, contrario al aborto y al matrimonio homosexual y protagonista de declaraciones racistas. Es Jair Bolsonaro, el candidato de la extrema derecha de Brasil y segundo en las encuestas.

Proclamado candidato por su partido a fines de julio aparece segundo en las preferencias del electorado brasileño, detrás de Luiz Inácio Lula da Silva.

El "Trump brasileño"

Lo llaman el "Trump brasileño", no solo por su polémica retórica, sino también, porque al igual que el magnate norteamericano, aspira en convertirse en el presidente del gigante sudamericano. Jair Bolsonaro es un exmilitar, perteneciente a la extrema derecha, conocido por sus controvertidas declaraciones, muchas veces homofóbicas, machistas e incluso racistas.

Un discurso que -pese a todo- ha ido ganando adeptos en un país agotado por los escándalos de corrupción de su clase política. Y es el contrincante que más se acerca a un Lula da Silva en prisión, inhabilitado aún para competir en las elecciones.

Carta presidencial

Bolsonaro se formó en los campos militares e incluso llegó a ser capitán del Ejército. Al mundo político entró a fines de los 80, pero el diputado pasó desapercibido durante dos décadas. Una situación que cambió con la llegada de Dilma Rousseff a la presidencia en 2010. En ese entonces emprendió una batalla personal contra la exmandataria y contra lo que él llamaba “los ataques comunistas del Partido de los Trabajadores”.

Declaraciones como estas no son extrañas en la boca del candidato:

“Dilma Rousseff, deja de mentir. Si te gustan los homosexuales, asúmelo. Si tu negocio es el amor con los homosexuales, asúmelo. Pero no dejes que tu cobardía entre a nuestras escuelas”, dijo Bolsonaro.

En 2014 se convirtió en el diputado más votado de Río de Janeiro. Y en cuestión de tiempo pasó de ser un político outsider a un candidato presidenciable. Bolsonaro irrumpió como un líder de extrema derecha, pero sobre todo como un líder anticorrupción y ahora es oficialmente la carta del Partido Social Liberal.

Ya como presidenciable, Bolsonaro suavizó su tono y llamó a la integración de todos los sectores de la sociedad:

“Unamos a los negros, a los blancos, a los homosexuales y transexuales. No hay problema, todos deberían hacer lo que los haga feliz”.

Defensor de la tortura a los delincuentes, de la pena de muerte, de la castración química y de la venta libre de armas, Bolsonaro ha logrado captar la atención de los desilusionados con la política. Y, al igual que Trump, busca conquistar el voto de millones de brasileños, con su particular discurso.

 

Las encuestas

El Instituto Ibope, dedicado a las encuestas y estudios de audiencias, dio a conocer un sondeo este 6 de septiembre sobre la intención de voto de cara a las elecciones presidenciales en Brasil. En él, el candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro subió del 20% en el mes de agosto, al 22% en septiembre, lo que lo convierte en el favorito para vencer en la presidenciales tras la decisión del Tribunal Superior Electoral de Inhabilitar a Luiz Inacio Lula da Silva, quien cumple una condena de 12 años por corrupción pasiva.

Esta encuesta es considerada la primera desde el inicio de esta contienda electoral y desde que la autoridad vetó la candidatura de Lula por el PT (Partido de los Trabajadores). En ese momento, el exmandatario lideraba con un 40% de la intención de voto, antes de ser condenado en una segunda instancia, lo que le impedirá postularse a cargos públicos.

Bolsonaro pasaría primero a la segunda vuelta

Según la encuesta, Bolsonaro, diputado de la ultraderecha brasileña  pasaría de primero a una posible segunda vuelta, pero una vez en ese escenario perdería frente a cualquiera que sea su rival.

Tras Bolsonaro aparecen empatados en el segundo lugar con un 12% la líder ecologista, Marina Silva y el diputado laborista, Ciro Gomes, ambos exministros del Gobierno de Lula da Silva.

Continuando con los candidatos, el cuarto favorito según Ibope es el exgobernador del estado de Sao Paulo y excandidato presidencial Geraldo Alckmin, quien aspira nuevamente a la Presidencia de Brasil por el partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). Alckmin es el favorito del sector financiero y su intención de voto subió del 7% en agosto al 9% en septiembre.

Jair Bolsonaro, Geraldo Alckim (primera línea de izquierda a derecha). Marina Silva, Ciro Gomes (segunda línea de izquierda a derecha)

El candidato de Lula ocupa el quinto lugar

Fernando Haddad, exalcalde de la ciudad de Sao Paulo y exministro de Educación, postulado como fórmula vicepresidencial de Lula, ocupa el quinto lugar en la intención de voto de los brasileños.

Fernando Haddad, candidato del PT

Haddad, integrante del PT, podría convertirse en el candidato principal de esta formación política en caso de que finalmente Lula da Silva no pueda participar en los comicios por orden de las autoridades electorales.

El PT espera que Haddad se beneficie de la popularidad de Lula, algo que ha comenzado a mostrar efecto, al pasar del 4% en agosto hasta el 6% en septiembre. De acuerdo con Ibope después de la inhabilidad a Lula, el número de electores dispuestos a anular su voto o votar en blanco se redujo del 29% en agosto, hasta el 21% en septiembre.

Así sería una eventual segunda vuelta

De llegar a un escenario de balotaje entre los candidatos más votados, la segunda vuelta sería el 28 de octubre y en ella Bolsonaro, según simulaciones de Ibope, no ganaría la Presidencia.

Si el escenario fuera una disputa entre Marina Silva y Jair Bolsonaro, la líder ecologista vencería con el 43% contra 33% del candidato del PSL, mientras que, contra Ciro Gomes, este obtendría 44% y Bolsonaro 33%.

En caso de que Bolsonaro mida fuerzas contra Alckmin, el socialdemócrata vencería con un 41% frente al 32 # que tendría el candidato de la ultraderecha. Según Ibope, Bolsonaro solo vencería si se enfrenta a Fernando Haddad, obteniendo 37% contra 36% del candidato del PT.

La firma Ibope señaló que entrevistó a 2.002 electores entre el 1 y 3 de septiembre y que su sondeo tiene un margen de error de dos puntos porcentuales.

Fuente: CNN Chile y France 24