Espectáculos
Dady Brieva, duro contra el Gobierno: “Son cínicos y quiero que la pasemos mal, así no lo votan más”
El humorista, lapidario con los miembros del Gobierno nacional, explicó que así “no compraremos más espejitos de colores”. Cómo vive la grieta con Miguel Del Sel y el Chino Volpato en Midachi. 

En “Podemos Hablar”, Dady Brieva criticó duramente al Gobierno nacional y pidió que sus integrantes “se queden hasta el final”. El humorista, que protagonizó un contrapunto con su compañero de Midachi Miguel Del Sel, agregó: “Quiero que la pasemos mal, para que no compremos más espejitos de colores”.

En la mesa de Podemos Hablar, programa que se emite por Telefé, estuvieron los tres integrantes del trío Midachi: Dady, de reconocida militancia kirchnerista; Del Sel, ex embajador en Panamá y candidato a gobernador de Santa Fe por el PRO en 2015; y el Chino Volpato.

 Por eso, Brieva se mostró descolocado cuando Andy Kusnetzoff le pidió su opinión sobre la crisis que atraviesa la economía argentina. “Si vos me invitás solo -arrancó Dady-, yo digo todo lo que pienso sobre Macri. Pero si me invitás con los chicos -continuó-, me siento incómodo porque sé que piensan distinto”. Sin embargo, hizo su breve y contundente descargo sobre la actualidad del Gobierno.

“Tuvieron tres años para decir lo que tenían que decir, no lo dijeron. Prometieron un montón de cosas, no cumplieron ninguna”, empezó a desarrollar su punto de vista.

Y elevó la apuesta, con las elecciones presidenciales de 2019 en la mira: “Pienso que están mintiendo. Son unos grandes cínicos. Y quiero que se queden hasta el final para que la gente nunca más vuelva a votarlos”.

Al respecto, realizó una comparación futbolística. “No quiero que se vayan. Quiero que se queden, como esos jugadores que juegan mal y que putean al árbitro para irse silbados y tribuneados, y el árbitro dice: No, quedate hasta el final, hijo de puta, así la gente se da cuenta que jugás mal”, indicó Brieva, ante la mirada del resto de los comensales.

En el final de su primera intervención, fue lapidario: “Quiero que se quede hasta el final y quiero que realmente la pasemos mal, para que compremos más espejitos de colores”.

Minutos más tarde, se refirió a la grieta en Midachi. “¿Sabés qué pasa? Es un momento muy difícil, hay mucha gente durmiendo en la calle. Entonces, si vengo solo, hablo por mí. Ahora, si vengo con el grupo, yo hablo como parte del grupo”.

Cuando Kusnetzoff valoró la coexistencia de las diferencias internas, Brieva le respondió: “Yo no pienso así. Creo que las diferencias hay que profundizarlas, son muy grandes, y que el gran acuerdo nacional es una moción de anhelo y es poesía pura”.

Y volvió a dar una definición gráfica. “Si vos venís y te quejas porque dejamos la plaza rota, y yo me quejo porque vos la bombardeaste, estamos filósoficamente hablando en bandos distintos”, aseguró.

La opinión de Del Sel: “Sigo apoyando al Gobierno”

Justo antes de la intervención de Brieva, Miguel Del Sel brindó su opinión sobre la actualidad complicada del país. “Estoy preocupado, claro, como cualquiera. Tengo mi pensamiento y voy a seguir apoyando al Gobierno. Deseo que el país salga adelante de una vez por todas”, dijo el ex embajador en Panamá.