Los alquileres aumentarán alrededor de un 30 por ciento este año

Los alquileres aumentarán alrededor de un 30 por ciento este año o entre un 14 y un 15 por ciento por semestre. Estas proyecciones fueron expuestas por el director del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de Salta (Cucis) y director de la Federación Inmobiliaria de la República Argentina, Juan Martín Biella (matrícula 10).

Otros referentes del sector se refirieron a subas un par de puntos por debajo y otros tantos por arriba de la cifra de aumento anual que mencionó Biella.

Según explicó el director del Cucis, estos valores se definen sobre la base de un promedio de los incrementos salariales. Los aumentos serán similares en casi todo el país, a excepción de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

"El colegio sugiere que las actualizaciones de los contratos de alquiler sean del orden del 30 por ciento anual porque acompañan el incremento salarial y la inflación proyectada", señaló Biella.

"La idea es acompañar la actualización salarial porque eso le da posibilidad de pago al inquilino y de garantía al propietario de que va a poder cobrar", explicó.

Si bien el Presupuesto nacional, aprobado por el Congreso de la Nación, está calculado con una inflación anual del 23 por ciento, las consultoras privadas estiman que el porcentaje podría superar las tres decenas.

"Las actualizaciones las hacemos por debajo de la inflación para garantizar que el bolsillo del inquilino alcance", manifestó Biella, y recordó que en 2018 la actualización fue de entre el 20 y el 25 por ciento y que quedó "muy por debajo de la inflación". Según un trabajo del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), el año paso la inflación acumulada fue del 47,8%.

"El inquilino hace un esfuerzo muy grande para pagar el alquiler", analizó el corredor inmobiliario, y contempló que los servicios y las expensas subieron más del 100 por ciento, mientras el salario se actualizó muy por debajo de la suba de estos gastos, que acompañan a la renta.

Dejar de alquilar

"Es complejo para la familia salteña alquilar y cumplir", destacó Biella, y reveló que en los últimos tres meses de 2018 muchas personas, que vivían en casas en las que pagaban menos de 9 mil pesos, que es el segmento mayor de la población de Salta, dejaron de alquilar. Detalló que muchos se juntaron con amigos para compartir gastos o que volvieron a vivir con sus padres porque "realmente no les alcanza".

"A la gente le cuesta mucho, mucho, mucho llegar a fin de mes", sentenció.

Contó que, si bien hay viviendas desocupadas en Salta capital, hay tanta demanda que eso no alcanza para que baje el precio: "Es tanto el faltante que, por más que la situación de muchos sea complicada, lo que se logra es estabilizar el precio".

Martín López Fleming, abogado y corredor inmobiliario (matrícula 14), señaló a El Tribuno que "el aumento del alquiler debería ir acompañando siempre las paritarias", y detalló que para los próximos seis meses calcula un ajuste de entre un 13,5 y un 15 por ciento semestral y de entre un 28 y un 32 por ciento anual.

Eduardo Rodríguez (matrícula 123), referente de la industria inmobiliaria, dijo a este medio que hasta el año pasado recomendaban entre un 12 y un 13 por ciento de indexación semestral y entre un 25 y 28 por ciento anual. Este año esperan que baje un poco la inflación -calculó que podría rondar el 28 o el 30 por ciento- y que a mitad de año "mejoren todos los índices".

Por eso, para este semestre recomendó porcentajes de suba similares a los del año pasado. "La idea es que podamos mantener esto", expresó.

Rodríguez contó que años anteriores, para definir los aumentos, se basaban en los convenios que hacían los docentes, entre febrero y marzo, y que el año pasado decidieron acompañar la crisis sugiriendo a los propietarios que no aumentaran tanto los alquileres.

Año negro inmobiliario

El corredor mencionó que el año pasado fue uno de los peores para el sector inmobiliario, que se vio afectado por la corrida cambiaria. "Lamentablemente, en nuestra actividad el valor del dólar influye directamente. Tenemos esperanza de que haya un pequeño repunte de mejoría. Creo que estamos tocando fondo", confesó.

Biella aseguró que en el último bimestre de 2018 la compraventa de inmuebles estuvo casi parada: "En Capital Federal cayó un 50 por ciento, en Salta, un 80 por ciento". Analizó que esto se debió a que no hay créditos hipotecarios y a que la gente que invierte en pozo está conflictuada con sus ahorros. Dijo que se compraron algunas propiedades al valor mínimo de mercado, ya que algunos aprovecharon para hacer valer los dólares que tenían ahorrados. Explicó que quienes vendieron lo hicieron porque necesitaban hacerlo o porque tenían que comprar otra cosa.

Sin créditos por, al menos, dos años

“Vemos muy difícil que en los próximos dos años se vuelvan a hacer operaciones con estas líneas de crédito”, expresó Biella sobre los préstamos hipotecarios UVA (unidades de valor adquisitiva). Aclaró que estos funcionan bien solo cuando la tasa de inflación es de 10 puntos o menos: “Los créditos con la tasa tan alta de inflación han dejado de existir prácticamente”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...