Con la cabeza en el objetivo para los hermanos salteños

Los 33 kilómetros de especial entre Arequipa y San Juan de Marcona, en la etapa 6 del Rally Dakar 2019, tuvo una definición apasionante, pocas veces vista, porque durante todo el tramo, dos pilotos se fueron intercambiando el liderazgo. Estos fueron el salteño Kevin Benavides y el chileno Pablo Quintanilla, con triunfo sobre el final para el trasandino que ahora lidera la general. Para el salteño fue otra jornada productiva porque saltó al cuarto puesto y está a ocho minutos del vencedor provisorio.
Otro que continúa generando sorpresas es el hermano de Kevin, Luciano Benavides, que con 23 años se ubica entre los mejores. Ayer finalizó noveno y ya se encuentra en el puesto 11 de la general, solo a un paso de su gran objetivo: finalizar el Dakar en el top ten. Ambos, son los mejores argentinos en la categoría motos.
Para Kevin los objetivos son otros y se entiende. El piloto de 30 años ya suma un cuarto y un segundo puesto en la carrera más difícil del mundo y su obsesión es conquistar el Dakar, ya sea ahora o más adelante.
El salteño es la esperanza del equipo Honda, especialmente desde las bajas de Joan Barreda Bort y Paulo Gonçalves, aunque el estadounidense Ricky Brabec también se encuentra en el lote de los animadores y es el segundo de la general.
Hoy se disputará la etapa 7 denominada “rulo”, por comenzar y concluir en la misma localidad. San Juan de Marcona-San Juan de Marcona es el tramo con solo 64 kilómetros de enlace y 323 km de especial. 
La jornada de ayer fue complicada para los pilotos y hubo otros dos abandonos. Uno fue el del participante de KTM Mário Patrão y el otro fue Lorenzo Santolino.
Este último se encontraba entre los primeros del Dakar y era la revelación sobre las dos ruedas, ya que hasta su accidente, era el mejor rookie (novato).
El joven piloto del equipo Sherco se cayó y tuvo que ser llevado a un hospital de Lima. A causa de su golpe, la organización indicó que no sufre fracturas, pero sí tuvo traumatismo encéfalo-craneano.
“Quiero mandarles mucha fuerzas a dos amigos que hoy (por ayer) quedaron fuera de carrera por accidentes Lorenzo Santolino y Mário Patrão”, escribió Luciano Benavides.
El salteño se acercó a socorrer a Santolino junto a Adrien Van Beveren y después siguió su marcha.
No fue la primera vez que el más chico de los hermanos muestra su solidaridad. Días atrás se detuvo a ayudar al piloto boliviano Walter Nosiglia, quien había sufrido un duro golpe. 

Otra vez sopa...
Nicolás Cavigliasso se quedó con la sexta etapa en cuatriciclos y con esta ya lleva cinco tramos ganados en la presente competencia. 
El cordobés es escoltado por su comprovinciano Jeremías González Ferioli, aunque, claro, está a más de una hora de ventaja. El tercero en la general también es argentino, el bahiense Gustavo Gallego.
El príncipe manda
En autos, el príncipe de Qatar Nasser Al-Attiyah mira a todos desde arriba, pese a que su inmediato perseguidor, Sebastien Loeb, es quien se quedó con la etapa de ayer. Entre el qatarí y el francés, hay una distancia de casi 38 minutos que parecen ser una eternidad.
El tercero en discordia es nada menos que Monsieur Dakar, Stéphane Peterhansel.
Chaleco no se rinde 
En las UTV tampoco está todo dicho porque si bien es cierto que Gerard Farres es quien comanda la general, seguido de Sergei Kariakin y Reinaldo Varela (ganador de 2018), el cuarto es el histórico Francisco “Chaleco” López, quien ayer ganó la etapa y aspira a mucho más que un cuarto puesto.
¡Cuidado, Nikolaev!
El ruso Eduard Nikolaev estaba muy cómodo en camiones, pero de a poco se acercan a él. Ahora su compatriota Dmitry Sotnikov está a 10 minutos y 13 segundos.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...