Reubicarán un centro de acopio de materiales reciclables

A solo cuatro meses de lanzado el programa Gemes Recicla, la Municipalidad de la ciudad tuvo que buscar un nuevo lugar para realizar el acopio del material reciclable, de manera de evitar las quejas de los vecinos cercanos al sector, quienes no vieron con buenos ojos que tanta basura acumulada esté cerca de sus viviendas.

El programa ambientalista puesto en marcha involucra a tres actores sociales, el municipio a través de su Dirección de Medio Ambiente, una cooperativa de recicladores y a la comunidad en general. No obstante, la falta de información certera sobre las actividades llevó a que se genere malestar por la disposición de los residuos en proximidades de las viviendas.

El ciclo se inicia con la separación de la basura, generada por comercios y domicilios particulares, en aquellos que son de tipo orgánicos de los inorgánicos, de los cuales, estos últimos son seleccionados y colocados en bolsas de color verde.

Dos veces a la semana, el municipio destina camiones especiales para recolectar las bolsas con elementos reciclables, estas bolsas son depositadas en un terreno ubicado en el barrio Villa Tranquila, frente a las oficinas de la Cooperativa Reciclando Sueños, creada por Víctor "Cacho" Zárate.

Esta cooperativa fue creada en el año 2001 para dedicarse a la recolección, acopio y posterior venta de cartón. "Comencé a trabajar como cartonero porque vine de Buenos Aires y estaba desocupado, aproveché un terreno baldío frente de mi casa, con el permiso de sus dueños, para juntar allí el cartón, prensarlo y venderlo", explicó Zárate en diálogo con El Tribuno, y agregó: "Nunca tuve problemas ni reclamos, siempre fui muy ordenado".

Como Zárate contaba con una cooperativa ya conformada, fue convocado por el municipio para formar parte del proyecto Gemes Recicla: "Cuando se puso en marcha el programa, comencé a recibir mucha basura inorgánica y, al mes, ya estaba colmado. Esto dio una sensación de gran basural para las familias de Villa Tranquila y se quejaron".

La cooperativa comenzó a recibir material plástico, botellas, descartables, hierro y gomas de autos. "Es entendible la molestia y lejos estuvo de mi parte provocarla, pido disculpas por ese malestar a pesar de que entre los cuatro trabajadores de la cooperativa, quienes nos denominamos recolectores urbanos, mantengamos todo lo más ordenado posible y sin olor, ya que no hay materia en descomposición", señaló Zárate.

Para poder reubicar el lugar de acopio de basura inorgánica, el municipio le propuso ocupar un galpón ubicado en el predio del exaeroclub, muy cerca del basural municipal.

"Ya terminamos con los trabajos de reacondicionamiento del galpón, creemos que en una semana nos estaríamos trasladando, quiero pedir disculpas a mis vecinos por los inconvenientes generados", insistió Zárate.

El programa de reciclaje continúa a buen ritmo por el sector centro, muchos comercios ya están muy comprometidos con la separación de su basura y, las familias, de a poco se van sumando. Se trata de un proyecto a largo plazo hasta que toda la comunidad se acostumbre a separar la basura domiciliaria para su recolección, creando un hábito que será muy saludable para el medio ambiente.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...