Un protesista dental, acusado de abusar de sus tres hijos

La Justicia investiga otro caso de abuso intrafamiliar a partir de la denuncia presentada por una joven de 19 años, quien relató el drama que vivió desde que era una niña. Se trata de uno de los tantos episodios relacionados con la integridad sexual que a diario se ventilan en los estrados judiciales de la provincia.
Más allá de lo que la chica sufrió por espacio de nueve años, lo que a ella la movilizó a recurrir a la Justicia fue el hecho de que dos de sus hermanitos menores, una nena y un varón, también fueron víctimas del perverso accionar de su “progenitor”. 
Con los datos aportados por la denunciante la Fiscalía Penal Nº 2 de la Unidad Delitos contra la Integridad Sexual ordenó la inmediata detención del acusado. Se trata de un hombre de 57 años, de profesión protesista dental, con domicilio en barrio Pilar, ubicado en la zona norte de la ciudad, informó el Ministerio Público en su página web.
La primera denuncia la radicó su hija mayor y lo propio hicieron luego dos de sus medios hermanos. Estos últimos, tras de recibir atención psicológica, psiquiátrica y contención por parte del equipo interdisciplinario del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), brindaron sus testimonios en Cámara Gessel. 
Allí las víctimas confirmaron los dichos por la hermana mayor y contaron con lujo de detalles los ataques sexuales de los que fueron víctima. Con estas pruebas y otras recolectadas en el marco de la investigación, la fiscalía imputó al hombre con una batería de cargos que grafican de manera patética su grado de perversidad: 
“Abuso sexual con acceso carnal continuado agravado por el vínculo, la guarda y la convivencia, abuso sexual simple agravado por el vínculo, la guarda y la convivencia y facilitación y suministro de pornografía infantil y corrupción de menores agravada en concurso real”. En caso de comprobarse estas imputaciones, el individuo podría ser condenado a penas que oscilan entre los 5 y 15 años de prisión.

Investigación

La pesquisa se inició a partir de la denuncia de la mayor de las hermanas, quien declaró los abusos a los que era sometida por parte de su padre desde que tenía 10 años de edad. La víctima relató que puso fin a ese calvario cuando se fue de su casa apenas cumplió los 18 años. 
La joven comentó que sintió temor por la integridad de sus otros hermanos, hijos de otras dos relaciones de su padre. Además dejó entrever que otros menores del barrio Pilar podrían sumarse a la lista de los abusos cometidos por el acusado. Indicó que fue esto lo que la movilizó a recurrir a la Justicia para evitar que sus hermanos continuaran siendo presas del depravado.
Dijo que el sujeto la mantenía amenazada y cuando ella se resistía a los ataques sexuales, su padre le decía: “Si no sos vos, será tu hermana”. A esta denuncia se sumaron otras dos, radicadas por una hermana y un hermano. Estos manifestaron fueron objeto de actos alusivos por parte de su padre, por lo cual se le amplió la imputación. Las víctimas manifestaron que el padre no solo abusaba de ellos sino que les mostraba revistas pornográficas.
La fiscalía informó que el protesista dental permanece detenido mientras se realizan las distintas medidas solicitadas, entre las que se cuentan las pericias psicológicas y psiquiátricas del acusado y las víctimas, además de la recepción de otros testimonios. A los efectos de preservar la identidad de las víctimas, la Justicia dispuso mantener en reserva el nombre y apellido del acusado.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...