Duro mensaje
El juez eclesiástico polemizó sobre el caso de una niña violada en Jujuy
Loyola Pinto tildó de “asesinas” a “las verdes”, en referencia a las mujeres que defienden el derecho al aborto legal. Además, aseguró que la nena embarazada por un vecino “algún día sabrá lo que pasó”

El caso que conmocionó al país, y despertó discusiones de todo tipo, incluyó ahora a autoridades de la Iglesia local. Loyola Pinto y de Sancristóval, juez del Tribunal Eclesiástico del Arzobispado de Salta, mediante sus redes sociales se refirió a la muerte de la bebé que nació como producto de una violación a una niña de 12 años en Jujuy. Tajante, responsabilizó de lo sucedido a los grupos que abogan por la ley de interrupción voluntaria del embarazo (ILE) y llamó "asesinas" a las referentes feministas.

Al conocer su embarazo, la niña, acompañada por su familia expresó la voluntad de interrumpir la gestación, práctica legal en el país en casos de violación. Pero la respuesta a su pedido se dilató y, finalmente, se le realizó una cesárea para intentar mantener con vida a la bebé, que finalmente falleció el martes.

"Contentas estarán las verdes. Esconden su odio con palabras simpáticas: empatía, sororidad y no se qué cuentos más... Asesinas es lo que son y punto. No, y punto no. También destructoras de vidas. Esa pobre niña violada sabrá algún día lo que pasó", lanzó ayer por la mañana a través de Facebook el sacerdote, que se hizo conocido por ser quien juzga a los curas acusados de abuso.

La publicación generó polémica y cosechó gran cantidad de comentarios a lo largo del día. Hubo mensajes de apoyo y cuestionamientos, que el juez vicario no dudó en contestar de forma irónica.

"Le pagamos el sueldo a esta gente para q este en Facebook publicando pelot... llenas de odio. ¿Dónde habrá quedado el amor al prójimo no? ¿Se acabó rápido?", comentó un usuario. Loyola Pinto le contestó: "¿Usted? ¿Pagarme el sueldo? ¿A mí? Si quiere puede empezar cuando quiera".

"Contentas estarán las verdes? ­Por favor, qué hipócritas! Esa niña ya sabe que fue violentada en todos los sentidos,­no se la respetó! Fue violada, fue obligada a parir, le hicieron una cesárea innecesaria. Ahora carga con una muerte, ¿qué mas querían?. Un cura hablando, cuando sus iglesias están llenas de odio, de hipocresía, de violadores, de pedófilos. ­El chiste se cuenta solo! Hipócrita usted malvado y se llena de la palabra de Dios de amor y tira este veneno culpando a las pibas Jaja", comentó otra usuaria. "Permítame que le recomiende controlarse la presión", le contestó el sacerdote.

Laura Postiglione, presidenta del Observatorio de Violencia contra la Mujer calificó los dichos de Loyola como "graves", por ser una autoridad de la Iglesia quien los emitió. "Un comentario de este tipo, lo único que hace es promover el odio hacia un colectivo de personas que democráticamente lucha por un derecho. Vos podés estar de acuerdo o no, pero no está bien promover el odio hacia las mujeres que luchamos por el aborto legal", consideró Postiglione. La abogada hizo especial hincapié en la paz social que se debe mantener en esta discusión para evitar episodios violentos. "Después van las chicas con pañuelo verde caminando por la calle y hemos sufrido toda clase de insultos y a algunas incluso le han pegado", contó.

En cuanto a la frase del juez eclesiástico sobre "esa pobre niña violada sabrá algún día lo que pasó", Postiglione aseguró que la niña fue torturada por obligarla a continuar con un embarazo, y que "sabrá también que se le negaron derechos ya tutelados. Ella fue la que sufrió todos estos malos tratos de parte de las autoridades y ahora lo sigue sufriendo con este tipo de publicaciones".

Consultado por la repercusión de sus dichos, Loyola Pinto recordó que "Facebook es un medio de comunicación informal. Y que lo que se escriba ha de entenderse así, sin precisiones de publicación científica".

Además, consideró que "es triste que moleste más lo que yo diga que la muerte de Esperanza" (nombre asignado a la bebé fallecida por partes de grupo autodenominados "provida").

La Iglesia militó activamente durante el debate por la ley de interrupción voluntaria del embarazo. En este caso también emitió opinión a través del obispo jujeño, César Fernández. El religioso envió una carta desde el Vaticano en la que pidió que "el caso se resuelva de la mejor manera, salvando las dos vidas"

La familia de la niña de 12 años descubrió que había sido violada por un vecino y que estaba embarazada por los dolores abdominales que sufría. Pese a su pedido, según el Ministerio de Salud de Jujuy, se le realizó una "cesárea con consentimiento de la madre y la niña", porque el embarazo llevaba 24 semanas y media, y el límite establecido en el protocolo jujeño para el aborto no punible es de 22 semanas.

Le piden datos de abusos en el clero

El Plenario de Trabajadoras se refirió a casos como el de Lamas.

Desde el Plenario de Trabajadoras de Salta consideraron una “repudiable provocación” la publicación de Loyola Pinto y le pidieron colaborar con la Justicia en la investigación de casos de curas abusadores.
Las referentes le demandaron, en lugar de opinar sobre la lucha de las mujeres, “declarar ante la Justicia con los papeles de los juicios canónicos a los curas abusadores como (Emilio) Lamas y (Gustavo) Zanchetta, que les arruinaron la vida a niños y adolescentes con sus reiterados abusos”. 
“Justamente, ahora hay un fuerte cuestionamiento al papa Francisco por encubrir y proteger al exobispo Zanchetta, dándole cobijo en el Vaticano para que no sea acusado e investigado por la Justicia salteña. Son ellos los destructores de la vida de miles de niños abusados en todo el mundo”, difundieron las trabajadoras.
“La Iglesia es una de los responsables de la tortura y violencia institucional que sufrió la niña”, agregaron.
Loyola Pinto es responsable de los “juicios” internos de la Iglesia a curas acusados de violación y se considera que tuvo un rol clave para que no hayan llegado a la Justicia ni trascendido hasta hace poco diferentes casos que viene investigando El Tribuno.