El Parlamento venezolano, controlado por la oposición, declaró ayer ilegítimo el nuevo mandato de Nicolás Maduro, que arrancará el próximo jueves.

Además Edgar Zambrano quedó como primer vicepresidente; y Stalin González, segundo vicepresidente.

"Es un momento oscuro pero de tránsito hacia la democracia. Estamos aquí para cumplir con el mandato que nos dieron", comenzó su discurso Guaidó.

"Nos mantenemos en pie como poder legítimo y eso es una victoria para Venezuela. Es un 2019 que comienza cargado de retos. En el último año, Maduro y su gobierno desmantelaron el estado de derecho", expresó.

Y, además, agregó: "El régimen no tiene intención alguna de rectificar, juegan con el tiempo y con la verdad para aparentar la búsqueda de una solución a la crisis ante sus pocos amigos y prestamistas".

"Me niego a rendirme. No nos vamos a rendir pueblo de Venezuela. Cuenten con nosotros", resaltó ante los aplausos del recinto.

"Este año nuevo arrancó con silencio y tristeza por la ausencia de quienes emigraron, por los más de 27.000 venezolanos que perdieron la vida a causa de la inseguridad, y por aquellos que fueron asesinados al protestar contra la dictadura", comentó.

"Estamos en dictadura. Tenemos que reconocer que enfrentamos a un sistema miserable", indicó.

El flamante presidente del órgano también explicó que habrá un Consejo de Transición, que será el espacio de la articulación de la lucha contra la usurpación de la Presidencia de la República.

Con el fin de lograr los objetivos, el diputado enumeró las ocho líneas de acción que impulsará desde la presidencia de la Asamblea Nacional. Estas son:

1) Reafirmar la ilegitimidad y desconocimiento de Nicolás Maduro, así como la declaratoria de usurpación del cargo de la Presidencia de la República.

2) Que, en consecuencia, la Asamblea Nacional asuma, como único Poder legítimo electo por los venezolanos, la representación del pueblo y de Venezuela ante la comunidad internacional, para defender y resguardar los intereses, derechos y patrimonio del pueblo y Estado, dentro y fuera de Venezuela, mientras dura la usurpación.

3) Crear un órgano de Transición para la restitución del orden constitucional, la lucha contra la usurpación y la coordinación de las autoridades legítimas, la sociedad civil y la Fuerza Armada Nacional.

4) Retomar el proceso de renovación y designación de los poderes usurpados.

5) Promover la designación y reconocimiento de representantes legítimos ante instancias y organismos internacionales para impulsar la cooperación humanitaria y la restitución del orden constitucional.

6) Autorizar la ayuda humanitaria y asumir la interlocución directa con países que han comunicado su intención de apoyar en esta materia, para superar los bloqueos impuestos por este régimen miserable. Porque no es otro que este régimen, el que le ha negado a los venezolanos la asistencia que tantos han ofrecido.

7) Crear el fondo para la recuperación de activos provenientes de la corrupción, para que el dinero saqueado, que actualmente está siendo incautado en el exterior, pueda ser congelado y devuelto al pueblo cuando cese la usurpación.

8) Aprobar la agenda legislativa para la transición, que incluya el conjunto de leyes que definan el marco jurídico para la recuperación institucional, económica y social de nuestro país.

 

El Ejército debe sublevarse

El nuevo presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento unicameral), Juan Guaidó, del partido Voluntad Popular (VP) del encarcelado Leopoldo López, llamó en su acto de investidura al Ejército a sublevarse contra el presidente Nicolás Maduro, a quien calificó como “un dictador”.
“Hoy está rota la cadena de mando, al no tener un legítimo comandante en jefe que derive de la soberanía popular”, argumentó Guaidó, de 35 años, en su intervención tras jurar el cargo. Exigió entonces al Ejército “actuar para restituir el orden constitucional” al considerar que es momento de que todos actuemos, incluidos los militares, según informó el partido Voluntad Popular en un comunicado recogido por Europa Press, y recordó que los militares padecen los mismos problemas que cualquier venezolano”.

Confirman la asunción de Maduro

El gobierno venezolano desafió al Grupo de Lima, el bloque de 13 países que instó al presidente Nicolás Maduro a no asumir el jueves próximo un nuevo mandato, no solo con una confirmación oficial de ese acontecimiento sino también adjudicándole intenciones golpistas alentadas por EEUU.
La respuesta bolivariana se conoció ayer de boca del canciller Jorge Arreaza, apenas horas después de que los países del Grupo de Lima -con excepción de México- emitieran una dura declaración en la que anticiparon que desconocerán a Maduro si asume un nuevo mandato presidencial el 10 de este mes. Los países del grupo (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía) emitieron un comunicado que declara que “no  se reconoce la legitimidad” del nuevo mandato de Maduro.

Hallan un explosivo

 Diputados opositores venezolanos denunciaron ayer el hallazgo de un presunto explosivo en la sede del Parlamento en Caracas, donde este sábado estaba previsto el inicio del año legislativo y el probable desconocimiento del nuevo mandato del presidente Maduro. “Se halló un artefacto explosivo. El Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia) lo retiró”, señaló en redes sociales el legislador Luis Silva. Según los parlamentarios, se trató de una granada fragmentaria hallada por la militar Guardia Nacional en las puertas del salón de sesiones.
 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...