La violencia y el espacio público

La disminución de femicidios no supone una reducción de la violencia de género. El que se fue ha sido un año histórico en esta cuestión, por la movilización de las mujeres, unidas por sus derechos; divididas, aunque igualmente movilizadas, por el debate de la legalización del aborto y por la contundente denuncia de la actriz Thelma Fardín contra el actor Juan Darthés.

Algunas cosas cambiaron, pero seguramente habrá otros cambios, quizá poco previsibles. Por ejemplo, si el feminismo se va a dejar tentar por el sectarismo político o si se avanzará como valor universal.

Porque también subsisten ataduras políticas. El senador bonaerense Jorge Romero fue objeto de una denuncia tan grave y sólida como la de Thelma, por parte en este caso de la militante Stephanie Calo, aunque por ahora se mantiene amparado en sus fueros y en la cobertura inoxidable de La Cámpora, una agrupación que quedó involucrada como tal en la denuncia, que implica una violación en grupo contra la joven en un ambiente partidario. Ya pasaron muchos días y no hubo siquiera un repudio de la organización kirchnerista ni del colectivo de mujeres.

Radiografía de un flagelo

Además de las estadísticas, Salta cobró triste fama tras la desaparición en julio de 2011 de María Cash, de cuya suerte nunca se supo nada, pero que da lugar a un sombrío diagnóstico: pocos días después se sumó el doble femicidio del que fueron víctimas las dos jóvenes universitarias francesas.

La hipótesis sobre el origen "cultural" de la violencia, y la más moderna sobre la "sociedad patriarcal" son interpretaciones particulares, pero la investigación penal requiere datos y marco jurídico.

Además, combatir un flagelo social requiere un diagnóstico basado en datos empíricos, y no en conjeturas ni ideologizaciones. El Observatorio, en colaboración con la Justicia, viene elaborando anualmente registros de femicidios "para dar cumplimiento a las obligaciones Internacionales suscritas por el Estado argentino y llevar adelante las funciones establecidas en la Ley N§ 7.863, entre las que se destaca la de recolectar, procesar, registrar, analizar, publicar y difundir información periódica y sistemática y comparable diacrónica y sincrónicamente sobre violencia contra las mujeres (Art. 3 Inc. a)".

El Registro Provincial de Femicidios tiene como objetivo relevar el avance procesal de cada uno de los casos que fueron iniciados con carátula de femicidio y de los fallos por condena a los perpetradores. Con la información pública y la del Ministerio Público se elaboró un cuadro cuantitativo y cualitativo respecto de los femicidios ocurridos durante el período comprendido entre enero a noviembre de 2018.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...