Mató a balazos al novio de su  ex y luego se entregó

Un violento crimen se produjo en la noche del viernes en la localidad santiagueña de Añatuya, donde un exesposo inesperadamente atacó al novio de su expareja, a quien ejecutó de tres disparos, delante su exesposa y de la hija pequeña del malogrado novio.

El crimen tiene tintes de venganza, ya que se sospecha el malogrado novio habría tenido algo o mucho que ver con la separación de la mujer de quien se convertiría poco después en su propio victimario.

Ocurrió en el barrio Estrella Roja que se convulsionó cerca de las 23.45, cuando en una vivienda donde se encontraban al menos 4 personas, ingresó un sujeto de 32 años, quien sin mediar demasiadas palabras ejecutó de tres disparos al único hombre, mayor de edad, que se encontraba en el lugar.

El hombre identificado como David Ramírez (32), recorrió los casi 15 kilómetros que separan esta localidad con el paraje Taco Atún, -aun no se sabe si dispuesto a cometer el brutal hecho, o por otros trámites- lo que sí se sabe es que llegó armado de un revólver calibre 22 corto, que empleó para el crimen, y que ya fue secuestrado por la Justicia.

La víctima del salvaje hecho, resultó Abraham Ezequiel Barrientos (27) quien se encontraba en compañía de una mujer de apellido Ruiz, ex pareja del agresor, con quien había comenzado una relación sentimental hace algún tiempo, y dos menores.

Abraham Ezequiel Barrientos recibió tres disparos delante de su propia hija. ESte hombre había enviudado hacía pocos meses.

Personal de la Seccional 19 fue alertado por vecinos del lugar que habían escuchado detonaciones de arma de fuego, y de inmediato, al menos tres efectivos concurrieron a constatar la novedad.

Trascendió que encontraron a Barrientos tendido en el piso emanando abundante sangre, lo auxiliaron y urgente lo trasladaron al puesto sanitario, de donde fue derivado al hospital Distrital de Colonia Dora. Los profesionales que lo recibieron en la guardia de Emergencia, constataron que el hombre llegó sin vida.

Notificada del hecho, la fiscal Andrea Darwich ordenó urgentes medidas, entre otras, ubicar al agresor, poner en salvaguarda a la mujer y a los menores y que se delimite el lugar donde sucedió el hecho de sangre.

El agresor, al verse acorralado por una delegación policial, se entregó.

Personal de Criminalística recolectó las pruebas necesarias y también secuestró el arma empleada.

La hipótesis que se maneja apunta al "drama pasional", al menos así lo expresó la fiscal. Según trascendió, la mujer cortó relación con Ramírez hace algunos meses, porque durante su embarazo se habrían producido desavenencias. Tras el nacimiento del bebé, la relación se habría terminado por completo. En apariencias, el homicida dudaba sobre su paternidad, y ello lo llevó a pedir explicaciones a su ex, y todo terminó en una tragedia.

Una niña vio cómo mataron a su padre

La hija de 6 años de Abraham Ezequiel Barrientos, la víctima fatal, perdió a su madre hace un año aproximadamente. La mujer falleció a causa de una terrible enfermedad.
Tras el deceso de su madre, la menor continuó viviendo con su padre y los abuelos maternos, todos en la misma casa. 
El padre de la niña la había llevado a casa de su novia para afianzar los lazos. 
Aquel dolor de la pérdida de su progenitora aún estaba latente cuando ocurrió el asesinato de su padre. 
La niña presenció todo el desenlace, revelaron fuentes ligadas con la investigación. Los gritos y el llanto al ver a su padre tirado en el piso y ensangrentado llamaron la atención de los vecinos, quienes decidieron llamar a la Policía.
La menor quedó al cuidado de los abuelos maternos, quienes le están brindando contención emocional por los difíciles momentos que atravesó en el último año.
Las autoridades analizan la posibilidad de que la niña reciba contención psicológica para sobrellevar el drama vivido.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...