Compró una moto en un remate, se la quitaron y lo detuvieron

Hace un mes y medio aproximadamente se realizó un remate judicial de bienes secuestrados en Salta. Oscar Cruz, en diálogo con El Tribuno, contó que junto a su hijo decidieron acercarse al remate. "La verdad, nunca habíamos presenciado ni comprado nada en un remate judicial, nos enteramos en un anuncio por Facebook y pensamos que era una buena oportunidad de comprar una moto", apuntó el denunciante. Adquirieron una Motomel 150cc por cerca de 6.000 pesos, cuando por algún motivo que hasta el momento desconoce, "mi hijo llevaba el rodado caminando y los policías lo interceptaron diciéndole que estaba robando la moto, se la quitaron y a él se lo llevaron preso".

El hecho que dejó una triste marca en Lucas, hijo de Oscar Cruz, ocurrió dos o tres días después del remata judicial. "A la moto la llevamos a un taller de herrería, donde yo trabajo, en San Ignacio, esa mañana mi hijo fue a dejar a mis nietos a la escuela y cerca de las 9 se llevó la moto a su casa en el barrio María Esther", apuntó Cruz. Iba caminando con la moto, "a pesar de que los policías dicen que iba andando", cuando fue sorprendido por los uniformados en la intersección de calles Zabala y Obispo Romero, algunos metros antes de su vivienda.

"Él suele andar con una mochila, ahí llevaba sus documentos y los papeles de la moto. En ese momento no le quisieron aceptar nada, directamente lo acusaron de ladrón, para los policías estaba robando la moto. Lo tuvieron un rato en el lugar, se llevaron el vehículo y a él lo trasladaron primero a la novena y después a la Alcaidía de Ciudad Judicial donde estuvo casi todo el día". Indignado, Oscar siguió: "No les importó nada a los policías, ni el papel que tenía del remate ni averiguar bien qué fue lo que pasó. Arbitrariamente decidieron volver a secuestrar la moto y detener a mi hijo".

Esa mañana Lucas tuvo que pasear en un patrullero de una dependencia a la otra, como un auténtico delincuente que no es. "Encima tenía que ir a retirar a sus hijos a la escuela y no pudo ir, mis nietos se fueron solitos a su casa. ¿Mirá si les pasaba algo? Es todo una locura lo que hicieron". Sin saber a dónde se había metido su hijo, Oscar lo buscó buena parte del día hasta que supo que estaba detenido "injustamente".

"Todo lo que nos pasó la verdad que parece una burla, fue muy injusto y a esta altura ya no nos importa lo económico y el dinero que podamos haber perdido por la compra de una moto, nos interesa el drama en que metieron a mi hijo acusándolo de ladrón y de haber desobedecido a la Policía. Todo mentira, Lucas es un chico que nunca tuvo un problema con nadie, no tiene antecedentes delictivos; al contrario, fue abanderado en la ENET 2 y se fue a estudiar Ingeniería a Catamarca pero como no podemos solventar los gastos de estudio se tuvo que volver y ahora trabaja conmigo en el taller".

Sin denuncia

Oscar le contó a El Tribuno que intentaron hacer la denuncia por lo ocurrido pero no los dejaron, "nos vueltearon de aquí para allá y no la pudimos hacer. Pasaron unos días y decidimos dejar todo como está, pero la verdad que tenemos una impotencia muy grande, yo fui a decirles -a los policías- que no vamos a hacer nada pero que dejen de molestar, ya tienen la moto si es eso lo que querían. Mi hijo se tenía que presentar no sé a dónde y de la bronca que tiene no quiso saber nada".

Según el padre de Lucas, a la moto de marca Motomel 150cc la van a volver a rematar, "nosotros no queremos saber nada ni con el vehículo ni con la plata, es una vergenza lo que hicieron", manifestó Cruz con el dolor de saber lo que su hijo tuvo que soportar injustamente, después de comprar en buena ley una moto que lejos de ser una solución, "nos perjudicó mucho, sobre todo a mi hijo".

Al dueño tampoco

Oscar Cruz contó que después de la pesadilla que le tocó vivir con su hijo, decidió buscar al dueño de la moto y logró contactarlo. “Primero lo fui a ver a su casa pero no lo encontré, después lo llamé por teléfono y hablamos. Le dije dónde estaba su moto para que fuera a retirarla, al cabo de unos días me contó que no había podido llevársela, al parecer no se la quisieron dar”. El dueño de la Motomel 150cc es un humilde trabajador, “la verdad que debe haber hecho un esfuerzo enorme para poder comprar esa moto y que ahora no se la quieran devolver es raro, injusto, porque tengo entendido que tiene los papeles y todo”. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...