Urge una casilla de seguridad e información en el Bermejo

Faltan los meses de intenso calor del próximo verano que recién comenzará, por lo que los paseos, las visitas, las tardes para pasar junto a la familia, pescar con los amigos o mitigar aunque más no sea en parte el intensas temperaturas se harán cada vez más frecuentes en el río Bermejo.

Con esas visitas aumentan los riesgos de pérdidas de vidas humanas, porque el Bermejo, más allá de que invita al disfrute, es un peligro latente para quienes no lo conocen y para quienes creen conocer su comportamiento y se ven fatalmente sorprendidos.

De hecho, hasta el momento y pasadas varias semanas, no hay pistas sobre los restos de un infortunado niño toba que junto a un amigo cayeron a las aguas del ríoy desaparecieron; el cuerpo de uno de los pequeños que jugaba con otros amigos a unos 70 metros de distancia del puente carretero, fue encontrado a las 48 horas pero del otro chico de 12 años nada se sabe.

El martes pasado, un muchacho que se arrojó a sus aguas también desapareció y su cuerpo ya sin vida fue localizado horas más tarde. Otra infortunada víctima del río "loco, traicionero", como dicen las estrofas de "Lamento mataco", una popular canción de Los Cantores del Alba.

Los que más conocen el Bermejo son las familias que viven a pocos metros del río en los paraje La Quena. Saben del comportamiento tan errático y cambiante que tiene el río que; salvo en épocas de las grandes lluvias cuando literalmente se lo escucha bramar, aparenta una mansedumbre que no tiene.

Los hijos del río

Al cruzar el Bermejo en el costado norte en el paraje La Quena, las familias que allí residen encontraron otra ventaja de vivir en ese pintoresco lugar. Debajo de los árboles frondosos, ubican meses y sillas y allí muchas familias sobre todo los fines de semana pueden disfrutar de un pescado recien sacado del río, mientras escuchan música bien chaqueña.

Pero todo ha sido iniciativa propia porque a pesar del atractivo del Bermejo, ningún organismos gubernamental les ayudó jamás para que pongan en funcionamiento sus comedores o acondicionen los lugares donde la gente llega los fines de semana.

Ariel Cruz nació, se crió y hoy cría a sus hijos al lado del Bermejo y hace más de dos años junto a sus vecinos del paraje La Quena presentaron una iniciativa tanto en el municipio de Embarcación como en el área de turismo de la Provincia para que en ese lugar, donde los lugareños ubican las mesas y las sillas debajo de los árboles para que muchos disfruten de un pescado recién sacado del río, se levante una caseta de información, se coloque un mapa indicativo y se dote al lugar de toda la información que necesitan hasta para los mismos pescadores, a muchos de los cuales el Bermejo los ha sorprendido, les ha arrebatado un amigo o les ha dado un susto.

"Se necesita tener una guardia permanente, porque el río tiene un gran atractivo y quien lo visita por primera vez quiere volver todas las veces que le sea posible. Pero eso no quita que sea peligroso, sobre todo en los lugares donde registra mucha profundidad. Es necesario designar a alguna persona que permanezca en un puesto de vigilancia, dotado de un chaleco salvavidas, con un kayaks a disposición para salir ante cualquier emergencia pero sobre todo para que, dependiendo de los días le informe a la gente en qué lugar pueden bañarse, acercarse al río y cuál es peligroso", consideró Cruz.

El perímetro del río más visitado explica Cruz, un jóven apasionado como muchos de las actividades que se realizan en el Bermejo "se ubica entre los dos puentes, el carretero y el antiguo ferroviario y la idea de la gente del paraje es poner cartelería".

"Para los que convivimos con el Bermejo es fácil detectar donde el río hace los pozos; es precisamente donde hay barrancas y lajas donde el río vá cavando con sus agua y forma canales; donde se forma una empalizada es señal que abajo ya se juntaron muchos troncos y ramas y eso es muy peligroso de sortear aunque se sea buen nadador; donde termina un banco de arena siempre le sigue un pozo profundo", señaló.

"La gente gente cree que el río es solo agua pero no es así; sabemos que donde hay corrientes, remolinos o borbollones que representan los lugares a veces mmás peligrosos es donde están los peces y donde hay hay árbolitos de sauces que abajo se despotió mucho fango. Para todo eso y para salvar que la gente pierda la vida de una manera que es evitable es que proponemos hacer todo esto proyecto y que se designe a alguien", explicó Cruz, el experimentado pescador e hijo de este río zaino.

Lamento mataco

Peregrino en el Bermejo yo me voy

Solitario ya en sus aguas

sin saber en donde estoy

Una tarde del ingenio salí yo,

Tras el cuerpo de mi amada

que mi río se llevó,

Río loco traicionero,

me dejaste sin amor

Cuando duerma en mi chalana,

quiero que me lleves vos

Ya la coca y el alcohol se acabó

Ya no me importa la vida

Dios me llevará con vos.

(Cantores del Alba)

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...